Notimex

BAGDAD. Las fuerzas de seguridad kurdas “Asayish” abatieron hoy a tres hombres armados que habían irrumpido en la sede del gobierno regional del kurdistán en la ciudad de Erbil, en el norte de Irak, en un ataque supuestamente perpetrado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Las fuerzas kurdas tomaron el control del edificio gubernamental tras matar a los atacantes y lograron poner en libertad a tres personas que había sido tomadas como rehenes, con lo que el asalto a la sede del gobierno habría terminado, informaron fuentes de seguridad kurdas, citadas por la cadena de televisión Rudaw.

Hombres armados con pistolas, rifles AK-47 y granadas de mano ingresaron en el edificio del gobierno por la puerta principal y un acceso lateral, antes de abrir fuego contra los guardias de seguridad, matando a un empleado e hiriendo a dos policías.

Ya en el tercer piso del inmueble, los atacantes tomaron a varias personas como rehenes y gritaron “Allahu Akbar” (Dios es el más grande), antes de ser abatidos por las “Asayish”.

“Creemos que los autores del ataque son del Estado Islámico por las tácticas que usaron para irrumpir en el edificio desde la puerta principal”; dijo un oficial de seguridad, aunque hasta ahora ningún grupo ha reivindicado la autoridad del hecho.

Ubicada a unos 350 kilómetros al norte de Bagdad, Erbil es la capital de la provincia homónima y la región semi-autónoma del Kurdistán.

A finales de 2017, el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, declaró la victoria final sobre el EI, sin embargo, el grupo extremista todavía lleva a cabo atentados en partes de Irak, por lo que llamó a sus tropas a permanecer vigilantes ante la amenaza de células durmientes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.