Panteón en la ciudad de Oaxaca/Foto: archivo Jorge Luis Plata
Citlalli López

OAXACA, Oax. El panteón del barrio el Ex Marquesado perfumó de cempasúchil e incienso para celebrar el primer Lunes del panteón, tradición de la capital oaxaqueña que extiende durante todo noviembre las festividades en honor a los fieles difuntos.

Entre tumba y tumba las familias se reunieron a convivir con sus seres queridos llevando pan, chocolate y todos aquellos alimentos o bebidas que en vida disfrutaron.

“Estamos un ratito con ellos, para compartir el pan entre la familia, recordarles que estamos presentes, aunque ya no estemos en vida con ellos”.

El recuerdo frente al sepulcro detonó las lagrimas por la reciente perdida; en otro espacio fue el estruendo y alegría cantando a quien se adelantó en el camino.

Poco a poco el camposanto se pintó de amarrillo y morado, e iluminó con el incienso y el copal, así como los susurros y rezos.

Cada año, Marcelino Ruiz Calderón visita las tumbas de sus familiares para colmarlas de flores y luz, sus recuerdos se centran principalmente en uno de sus hermanos, quien en vida fue camionero y trabajó como extra en las películas de Lola La Trailera.

“Vengo a ver a mi tío, a mis primos, a una tía. Venimos cada año a festejar a los fieles difuntos que ya se fueron, nosotros estamos presentes para oír la misa. Uno no olvida a sus seres queridos”.

El segundo Lunes del panteón corresponderá celebrarlo en el de San Martín Mexicapam, el tercer lunes será en San Juanito, y finalmente el cuarto será en Xochimilco.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.