Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. A tres meses de que 61 bebes, niños y también adultos fueran recuperados de un domicilio particular ubicado en Atzompa, municipio conurbado a la ciudad de Oaxaca, donde permanecían hacinados por la noche, mientras en el día eran explotadas laboralmente pidiendo dinero y haciendo suertes en los cruceros principales de la ciudad, hoy están con sus familias, en su estado natal, Chiapas, informó el director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca, Cristian Holm Rodríguez.

La participación en Oaxaca para lograr el primer paso de justicia para estas personas violentadas en sus derechos humanos fue del DIF, de la Defensoría de Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca, Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado.

La intervención se dio el 14 de octubre, recordó.  “El grupo completo de 61 menores y adultos estuvo en un espacio del DIF durante un mes completo, en este lapso se les puso devolver a los menores, su condición justamente de niños, con actividades y espacios adaptados para ello”.

“Con el DIF Estatal y la Procuraduría de Chiapas hubo una excelente mancuerna de trabajo”, afirmó el funcionario, pero respecto al seguimiento de la situación de estas 61 personas es la autoridad chiapaneca quien tendrá los detalles y explicó además que la participación en este caso del DIF Oaxaca concluyó cuando él y una comitiva se trasladaron al estado vecino y entregaron de manera personal a este grupo de adultos y niños al gobierno chiapaneco para las diligencias de apoyo a los afectados.

Cabe recordar que fue un grupo de nueve adultos de los 18 a los 43 años de edad, también de origen chiapaneco quien fue detenido en este operativo, entre ellos dos mujeres, mismas que fueron señaladas como quienes  dirigían el grupo, por lo que quedaron a disposición de la autoridad sin que se conozca a la fecha, por parte de la Fiscalía de Oaxaca, del avance del proceso legal en la obligación de esta dependencia de la aplicación de la ley ante este grave delito.

El director del DIF afirmó que se sigue trabajando en este tema, que el DIF encabeza esta política de trabajo transversal para garantizar la protección de infantes, niños y adolescentes para que este tipo de casos de explotación no se repitan.

La ciudadanía en general es un filtro muy importante para detectar este tipo de casos indicó. “Pueden y deben denunciar si se percatan de un delito de esta naturaleza, pueden denunciarlo ante la Fiscalía del DIF o a la Fiscalía del Estado, instancias responsables de atender este tipo de delitos en la búsqueda de impartición de justicia”, finalizó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.