Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. El que una mujer ocupe la titularidad de un poder en el gobierno del estado es el reconocimiento al trabajo y capacidad a la mujer, reconoció la recién designada magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, María Eugenia Villanueva Abrajam, quien además consideró que esta definición no exalta solo su papel personal, sino que también el de las mujeres de Oaxaca.

“La inclusión de la mujer en áreas estratégicas, mujeres con los mismos deberes y responsabilidades”.

Sobre la ruta de trabajo en el Tribunal Superior de Justicia a su llegada como presidenta, Villanueva clarificó que cada presidencia marca una nueva mecánica de trabajo y el suya ya está organizado. Existe una ley orgánica, un reglamento y una constitución federal, una estatal y tratados internacionales, mismos que se aplicarán de acuerdo a lo que requiera cada proceso, afirmó.

“No son necesarias muchas leyes, podríamos tener una sola, pero de nada sirve si no se respeta”, explicó Villanueva Abrajam.

El poder judicial significa un equilibrio entre las definiciones del poder ejecutivo y el poder judicial para la aplicación normativa de un Estado, detalló. “Y quien lo aterriza en la práctica es el cuerpo de Juzgadores, de nada sirve el exceso de leyes, la creación de más leyes si se rigen por decisiones unilaterales “, señaló.

La magistrada María Eugenia Villanueva fue tajante al declarar que durante su régimen al frente del Tribunal aplicará la “ley y justicia”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.