Rocío Flores/Foto: Carmen Pacheco

OAXACA, Oax. A simple vista parece que comulga con la lucha,  va de un lado a otro, entre consignas  y reclamos de mujeres que hartas de la violencia feminicida han salido nuevamente a las calles.

Frente al parque El Llano, resuenan los pasos y las voces de las oaxaqueñas que han decidido ser ciudadanas con derechos. Alzan la voz, exigen, buscan hacerse visibles en la vía pública.

“¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!  ¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!”

La adrenalina genera cierto ajetreo que parece exacerbar la conducta de ese que corre y apoya en el control del entorno. En Chile a esta especie, le llaman ‘quiltros’, esos perros vagabundos que ante la revuelta se unen al contingente.

Sus ladridos obligan a  conductores a dar paso a las mujeres que protestan ante el machismo, la misoginia y un gobierno, que dicen, ha sido rebasado ante la violencia extrema contra las mujeres.

Foto: Carmen Pacheco.

Colectivos de la sociedad civil y especialistas en el tema opinan lo mismo. Dos casos recientes son prueba de ello.

El 11 de enero Wendy, una mujer de 27 años fue rociada con gasolina  por un hombre, quien después  le prendió fuego. El agresor se dio a la fuga. Días después ella perdió la vida en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Civil.

El 28 de febrero otra mujer fue hallada calcinada en San Juan Bautista Tuxtepec. Otras 15 mujeres fueron asesinadas también durante este mes de enero.

El miedo y la inseguridad en Oaxaca es una constante, dicen las mujeres, por eso anoche siguiendo la consigna #LaCalleEsNuestra y #LaNocheTambien, iniciaron una marcha desde la Fuente de las Ocho Regiones hacia el atrio de Santo Domingo.

Algunas a pie y otras en bicicletas, a su paso van recibiendo algunas agresiones verbales de hombres, pero también la solidaridad de aquel que se levanta y se une a ellas, va y viene entre las manifestantes, corre, incluso a veces lidera la marcha. Una postal que se repite en cada protesta, mientras las mujeres gritan:

¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente! ,¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!

Sus voces resuenan en las calles, mayormente vacías de empatía. Solo hacen eco en un anciano que se recarga en la pared, las mira, se limpia unas gotas en los ojos y huye tambaleante del recuerdo de su hija desaparecida.

Organizaciones civiles señalan que las acciones del gobierno, para prevenir y sancionar la violencia feminicida en este estado, han sido insuficientes, pues unas 261 mujeres han sido asesinadas en esta administración, 17 solo en este primer mes del año.

‘Colectivas’ como Femicletas y las Insolentes participaron en la rodada/Foto: Carmen Pacheco.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.