Al centro, Adrián Quiroga Avendaño, magistrado destituido/Foto: @jaimeguerrero08
Jaime Guerrero 

OAXACA, Oax. Luego de ser destituido como magistrado presidente del Tribunal de Justicia Administrativa, por su franca confrontación con el gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, e incurrir en presuntos actos ilegales, Adrián Quiroga Avendaño, calificó es esa acción como un acto “porril e ilegal” por pretender controlar el tribunal.

Sostuvo que él sigue siendo el presidente de ese órgano autónomo. Una vez destuitido, Quiroga Avendaño salió ante los medios de comunicación para defenderse y anunció que recurrirá a los cauces legales, porque no permitirá una ilegalidad.

“Sigo siendo presidente, seguiré trabajando de manera normal, no tengo porque esconderme”, atajó.

Quiroga Avendaño aseguró que todos sus actos jurídicos están amparados bajo la ley y no existe ninguna violación.

Reconoció que promovió una controversia constitucional respecto al procedimiento de selección de los magistrados del tribunal de justicia administrativa.

Acompañado de los magistrados Hugo Villegas Aquino y Enrique Pacheco Martínez, sembrados en el sexenio de Gabino Cué Monteagudo en ese órgano jurisdiccional a través del Congreso del estado, afirmó que su destitución obedece a que pretenden tomar por asalto la presidencia del Tribunal de Justicia Administrativa, por lo que al nombrar a una encargada se viola la ley.

Acusó que el consejero jurídico del gobierno del estado, Octavio Tinajera Zenil, tiene las manos metidas en la decisión que tomaron ocho magistrados de las salas unitarias para impulsar los actos en su contra. Sostuvo que eso violenta la autonomía administrativa del Tribunal de Justicia Administrativa.

Además, llamó al gobernador a instruir a Tinajero Zenil para que deje de meter las manos en el tribunal.

Fingiendo amnesia en sus acciones legales contra el Ejecutivo del estado, dijo que el gobernador ha sido respetuoso del Estado de Derecho y no tiene conocimiento de lo que está pasando con los magistrados que tomaron la decisión de destituirlo.

No obstante, Quiroga Avendaño, se entrometió en la autonomía del Poder Legislativo, para ordenar que no ratificaran a Raúl Palomares Palomino como magistrado de la Sala Superior de ese órgano, quien fue propuesto por Murat Hinojosa.

Dijo que ya notificó a la 64 Legislatura, que operaba a favor del magistrado Hugo Villegas Aquino, la reelección tacita, debido a que el Congreso local no contestó ni hizo el procedimiento para la elección del nuevo integrante del Tribunal de Justicia Administrativa.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.