Patricia Briseño

OAXACA, Oax., La consulta en la comunidad de  Unión Hidalgo, en la región del Istmo de Tehuantepec, convocada el sábado pasado para ver si es viable o no la construcción de un parque eólico en su localidad, fue suspendida por falta de quórum ante la escasa participación de los habitantes.

El parque eólico “Gunaa Sicarú” (mujer bonita, en zapoteco) de la empresa Eléctrica de Oaxaca, filialde Électricité de France (EDF-Energies Nouvelles) produciría 252 megawatss; y se prevé construir en una área de aproximadamente cuatro mil 400 hectáreas en terrenos de La Ventosa, en  Juchitán de Zaragoza y de Unión Hidalgo.

El proyecto que está en puerta, implicará una inversión estimada de 300 millones de dólares y se anunció que entrará en operación para el 2020, aunque todavía está en proceso su etapa de consulta previa en ambas municipios zapotecos.

En el Istmo de Oaxaca corre el viento como en pocos lugares del mundo, lo que buscan las empresas de energía alternativa como la eólica, que se obtiene a partir de las corrientes de aire a través de aerogeneradores (ventiladores), torres de casi 80 metros de altura.

El Comité de Resistencia y Asamblea de Comuneros de Unión Hidalgo envió una carta al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para denunciar que la empresa francesa desconoció el carácter comunal de sus tierras para instalar un proyecto eólico sin realizar ningún proceso de consulta y consentimiento previo, libre e informado.

Además, resalta que EDF firmó contratos de arrendamiento privados para la instalación de un proyecto eólico y un contrato con Comisión Federal de Electricidad, asimismo  ofrece la presunta relación de pagos de “derecho de viento” a los propietarios de los predios donde eventualmente se erigirán las torres de los aerogeneradores, 

El Comité le solicita una mesa de diálogo interinstitucional para identificar impactos potenciales de los proyectos de energía eólica en sus territorios.

Por último recordaron que desde el 29 de junio de 2017, la Comisión Reguladora de Energía otorgó un permiso por 30 años a EDF para construir una central eólica en cuatro mil hectáreas del municipio de Unión Hidalgo y en el poblado de La Ventosa, en Juchitán.

Contrastaron que mientras las evaluaciones, contrataciones y permisos fueron firmados sin diálogos de por medio con la comunidad, defensores comunitarios han sido hostigados, agredidos, vigilados, además de sufrir intentos de secuestro y amenazas de muerte.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.