Notimex

REYNOSA. El área de investigación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), a través de la Unidad Multidisciplinaria Reynosa-Aztlán, desarrolla proyectos encaminados a estudiar los mecanismos que regulan el dolor en enfermedades como diabetes y osteoporosis, así como las afectaciones que propician al organismo.

El investigador y catedrático en la licenciatura de químico farmacéutico biólogo, doctor Juan Miguel Jiménez Andrade, refirió que actualmente la UAT, campus Reynosa, trabaja en dos proyectos aprobados por Conacyt, uno de ellos encaminado a conocer como la diabetes mellitus afecta a la densidad del hueso.

“Sabemos que la diabetes mellitus además de afectar varios sistemas afecta el sistema óseo, lo debilita y lo hace más susceptible a sufrir fracturas, pero queremos saber a qué se debe eso y por ello utilizamos técnicas de biología molecular y técnicas de densitometría para saber los mecanismos que conllevan a la perdida de la masa”, dijo.

El entrevistado, quien es investigador científico en el área biomédica, indicó que evalúan fármacos nuevos en colaboración con industrias del ramo a nivel internacional, a fin de tratar de prevenir la pérdida de la masa ósea en condiciones de diabetes mellitus.

Mencionó que otro proyecto en el que trabajan en el área de investigación de la UAT está encaminado a conocer los mecanismos por los cuales la osteoporosis se presenta y por qué es una enfermedad silenciosa, ya que normalmente no se detecta hasta que ocurre una fractura.

“Queremos encontrar si podemos detectar la pérdida de hueso utilizando técnicas moleculares y conductuales antes de que se llegue a la fractura”, explicó.

“Utilizamos ratones para caracterizar estas enfermedades, una vez que tenemos el modelo experimental desarrollamos los mecanismos para desarrollar de manera racional nuevos medicamentos”, dijo.

Destacó que difícilmente se empieza algún tratamiento en las personas sino se tiene la evidencia científica ni el preclínico, por ello desarrollan los modelos experimentales de diabetes mellitus y osteoporosis en ratones.

“Utilizamos ratones y los inducimos a dieta basadas en comida chatarra y producimos modelos de obesidad para posteriormente inducir a la liberación de insulina como un fármaco en un modelo de diabetes tipo dos”. dijo.

Destacó que desde hace tres años trabajan en ambos proyectos, pero agregó que también tienen otros proyectos de colaboración con la Universidad de California y con el Instituto Karolinska de Suecia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.