Protestas en Chile/ Foto: Diario Somos Arg.

Notimex

SANTIAGO. La coalición izquierdista del Frente Amplio presentó una propuesta para desmilitarizar y renovar a Carabineros de manera urgente ante las violaciones sistemáticas a derechos humanos que han perpetrado sus elementos, en el marco de la protesta social detonada en octubre de 2019.

“El alcance, la gravedad y la sistematicidad de las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile a través de Carabineros, desde el 18 de octubre de 2019, hacen impostergable una transformación total de la institución”, argumentó el Frente en su propuesta.

“La crisis de Carabineros tiene sus raíces, principalmente, en la autonomía que ostenta respecto del poder civil y el carácter militarizado de su cultura y su funcionamiento. Estos elementos heredados de la dictadura cívico-militar y perpetuados durante la transición democrática, han configurado una institución que no cumple ni rinde cuentas por las funciones que le asignan la Constitución y las leyes”, añadió.

Esta fuerza policiaca debe ser transformada estructuralmente para lograr convertirla en una institución democrática y profesionalizada, inicialmente mediante una intervención de urgencia que garantice el respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de la ley durante su transición, aseguró el Frente Amplio en la propuesta.

Carabineros debe desmilitarizarse y orientarse en un sentido diferente al de la represión, además de que su dependencia civil debe trasladarse desde la Subsecretaría del interior hacia la Subsecretaría de Prevención del Delito, sostiene el proyecto.

“(La nueva policía) debe contar con canales abiertos de comunicación con la comunidad, tanto para educar en prevención del delito, como en permitirle a las fuerzas de orden aprender de las personas, comunidades y relaciones sociales que deben proteger”, agrega la propuesta de los opositores.

La intervención inmediata de Carabineros se haría mediante la conformación de un comité independiente de supervisión policial integrado con expertos en defensa de los derechos humanos y protección de niñas, niños y adolescentes, además de un profesional de la Contraloría General de la República.

El comité estaría a cargo de revisar los procedimientos de los uniformados, supervisar la respuesta a denuncias de infracciones y abusos graves, y elaborar un informe final con recomendaciones para la refundación.

En el mediano plazo, la propuesta del Frente Amplio sugiere avanzar hacia la fundación de una policía civil que se conciba como parte de la ciudadanía, que se deshaga de la jerarquía militar y de la adscripción a las fuerzas armadas.

Además, los opositores sugieren otorgar al Ministerio del Interior funciones únicamente políticas, además de fundar un Ministerio de Seguridad que quede a cargo de la supervisión civil de las policías chilenas.

Los integrantes de esta institución de seguridad refundada tendrían que recibir capacitación especial en respeto a los derechos humanos, género y violencia intrafamiliar, añadió el Frente Amplio, además de que el cuerpo debe ser transparente y estar sometido a los controles y revisión de cuentas de todo servidor público.

“Una nueva policía democrática al servicio de la protección civil debe ser reconocida y validada por la ciudadanía, superando la herencia dictatorial con la que carga actualmente”, expresa la propuesta.

Maite Orsini, diputada por Revolución Democrática, consideró que la reforma a Carabineros es urgente, tras tres meses de represión contra las manifestaciones en el país.

“Necesitamos una refundación, una transformación de raíz para terminar con los abusos a los derechos humanos”, estimó la parlamentaria.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.