Foto: Ilustrativa/ Tass

Notimex

MOSCÚ. Mediante estudios de tomografías computarizadas, científicos rusos han podido reconstruir en tercera dimensión el cráneo de un reptil del género Garjaina, considerado el antecesor de los dinosaurios.

La reconstrucción en tercera dimensión se hizo a partir de restos del único cráneo disponible de este predador, el cual habitó la Tierra hace 250 millones de años.

El cráneo corresponde a un arcosaurio, que tras 250 millones de evolución originó a los actuales cocodrilos y aves, señaló el Centro de diagnóstico y telemedicina del Departamento científico de Moscú, reportó un despacho de la agencia Itar Tass.

Con la reconstrucción se ha podido trazar la evolución del cerebro de estos antiguos reptiles, en un trabajo conjunto con la Universidad de Estado de San Petersburgo, y el Instituto Palentológico Borissiak de la Academia Rusa de Ciencias.

Los datos aportados por el trabajo de tercera dimensión permitieron estudiar detalles anatómicos que llevaron a reconstruir la evolución del cerebro y de otras estructuras intracraneales particulares de los arcosaurios, señaló un comunicado de las instituciones citadas.

Hace 250 millones de años los arcosaurios, o cocodrilos rojos, se encontraban en la cumbre de la cadena alimentaria de la época, y entre ellos los garjaina, que se estima eran los de mayor antigüedad.

El único cráneo intacto que permitió el estudio tridimensional fue descubierto en 1950 en un sitio en la región rusa de Orenburgo donde había un gran número de restos de reptiles.

Los datos tras la reconstrucción se espera que hagan luz sobre el sentido del oído y del equilibrio, la posición de su cabeza y quizá elementos de su conducta, señaló el experto Iván Kuzmin, quien agregó que el cráneo era una verdadera “cápsula del tiempo” por los datos que está aportando.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.