Foto: ilustración
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Para rescatar a las micro, medianas y pequeñas empresas de la pandemia del coronavirus, cámaras empresariales de Oaxaca pidieron la suspensión provisional de impuestos locales, tomar en consideración incrementos en precios de materias primas como harina, huevo y productos de la canasta básica.

También otorgar líneas de crédito y financiamiento con tasas preferenciales, así como suspender temporalmente el pago de las cuotas obrero patronales del IMSS, Infonavit e ISSSTE para dividirlas en los siguientes 12 meses.

En medio de la parálisis económica, los dirigentes de las cámaras empresariales demandaron al gobierno federal y estatal acciones puntuales por parte de las autoridades bajo el argumento de proteger empleos y economías.

En un documento que va más dirigido a la protección del sector empresarial, los dirigentes de la Asociación de Hoteles, Canirac, Canaco, Servitur, Canacope, Canadevi, Canaimez, Coparmex, Cmic, entre otras les dijeron a sus afiliados no están solos.

En el documento solicitan a las autoridades federales, estatales y municipales medidas pertinentes de apoyo mutuo, justificaron que de extenderse el periodo de resguardo en casa traerá inminentemente la disminución de clientes, bajas ventas e incluso el cierre temporal o total de las empresas.

La consecuencia de la crisis mundial y la suspensión de actividades humanas desbordará problemas fuertes en la economía, se paralizará el flujo de recurso monetario, el número de pasajeros que llegue al aeropuerto internacional de Oaxaca se ha reducido en un 80 por ciento, refirieron.

Tras exponer una serie de análisis en la economía mundial, en el terreno local aseguraron que no se han visto acciones, medidas de trabajo o comunicado que dé certeza a la población.

Admitieron que el gobierno de Oaxaca ha ofrecido beneficios fiscales, pero aseguran no representa ni el dos por ciento de la carga fiscal total

Demandaron entonces la suspensión de impuestos locales, también suspender los plazos en los actos de fiscalizaciones, recursos administrativos por parte de la autoridad local y federal, financiamiento para las Mipymes, a través de Nafinsa, otros mecanismos y fideicomisos para reactivar la economía.

Apoyos emergentes con créditos a la palabra y tasas preferenciales, permitir la apertura inmediata de pequeños negocios en los hogares derivado de la escasez de productos de consumo básico en algunas zonas, principalmente las de mayor vulnerabilidad.

Aun cuando muchos de ellos son intermediarios pidieron financiamiento para la adquisición directa al proveedor de insumos evitando la manipulación de los precios por parte de los intermediarios e impulsar la capacitación virtual en actividades artesanales para lograr mayor productividad y calidad.

Los dirigentes de las cámaras empresariales demandaron no suspender los procesos de licitación de obras y agilizar la aplicación de recursos obra pública; otorgarlas exclusivamente a empresas oaxaqueñas, ejerciendo insumos con proveedores locales para reactivar la economía en el 80 por ciento de las actividades de la cadena productiva.

Así mismo, agilizar la aplicación de los 3 mil 500 millones de pesos autorizados por el Congreso del estado, para financiar proyectos de infraestructura en la entidad, participando únicamente empresas formales y locales.

Del mismo modo, demandaron que las empresas que están efectuando las obras en el estado o municipio, pueden cobrar una estimación en trabajos concluidos para que tengan ingresos y flujo para el pago de nóminas en tiempos no mayores de tres días.

Por lo pronto reconocieron que se debe de implementar en la medida de lo posible, estrategias de trabajo en casa, innovar con sus clientes y proveedores y aprender de todos, procurando que las actividades de cada empresa sean afectadas lo menos posible.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.