Foto: EFE

Notimex

BRUSELAS. Durante la cumbre de los 27 miembros de la Unión Europea, Angela Merkel, canciller alemana, señaló la necesidad de que la comunidad internacional trabaje en conjunto para resolver la crisis sanitaria y económica que azota al mundo por el COVID-19.

Su pronunciamiento se encuentra enmarcado en el contexto de las declaraciones de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, quien señaló que retira el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud (OMS) mientras se revisa su actuación durante la pandemia.

En ese sentido, Merkel reiteró su apoyo al organismo sanitario y especificó que la OMS es un socio fundamental en la lucha contra la nueva cepa de coronavirus. También reiteró la disposición que tiene su país para aportar financiaramente al presupuesto común europeo en el contexto de la recesión económica provocada por el COVID-19.

Sin dejar de decir, como ha dicho antes, que “si le va bien a la Unión Europea, le va bien a Alemania”, Merkel señaló que que emitir deuda común europea -como los coronabonos- implicaría reformar los tratados comunitarios y la ratificación de los parlamentos nacionales, una opción que tardaría mucho tiempo en poder ponerse en práctica, cuando la crisis de la COVID-19 requiere ayudas financieras urgentes. Por eso abogó por “instrumentos rápidos”.

El apoyo extra que Alemania está dispuesta a dar tiene carácter temporal. Sería durante la duración de la crisis económica, con el objetivo de reconstruir la economía regional lo antes posible.

“Europa no es Europa si no se entiende como tal. Europa no es Europa si en un momento de emergencia no actúa de forma conjunta”, declaró Merkel. Aún así, todavía queda un camino largo por delante para saber “cómo quiere ser Europa”, algo que se evidenciará en la respuesta al coronavirus.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.