Notimex

SEVILLA. El capitán y mediocampista del Real Betis Balompié, Joaquín Sánchez, espera que pronto acabe ya esta pesadilla de la pandemia del Coronavirus, que ha dejado miles de muertes por el mundo.

El hecho que el plantel bético se presentó en las instalaciones del club para hacer las pruebas de COVID-19 expuso que fue un paso adelante para ver la luz al final del túnel y subrayó que el futbol siempre es esa terapia que beneficia en momentos complicados.

“El futbol siempre ha sido una terapia de ilusión y autoestima. Por un momento intentar disfrutar un poco. Una terapia importante para momentos difíciles. Ojala podamos volver a jugar, que la gente se ilusione, y cuando antes podamos verlos campos llenos significará que se ha acabado esta pesadilla”, comentó.

Enfatizó que jugar a puerta cerrada será triste, pero también una manera de recordar “todo lo que ha pasado y la gente que ha fallecido, así que cuando antes podamos llenarlos mucho mejor”.

Con el retorno a las instalaciones del club, aunque se iniciará con sesiones individuales y bajo las normas estrictas de sanidad, Joaquín afirmó que se regresó un poco a la normalidad.

“Cuando uno ve un poquito de luz al final del túnel lo agradece. Han sido casi dos meses metidos en casa, entrenando, intentando no perder la forma física y se agradece empezar a venir, a ver compañeros, aunque no se puedan saludar ni tocar. Ya se respira otra cosa. Contento, porque la vida vuelve un poquito a la normalidad”, declaró en los medios oficiales del Betis.

Reconoció que se extraña el césped, el balón, convivir con los compañeros, disfrutar los entrenamientos, ejercicios, hacer lo que más gusta y ahora queda recuperar el nivel para estar en óptimas condiciones de cara a la reanudación de la Liga de España.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.