Calles de Oaxaca tienen menos circulación vial/Foto: JLP

*La población oaxaqueña ha observado que el cielo y el aire están más limpios

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Durante el presente distanciamiento social recomendado por la autoridad sanitaria como una de las medidas para evitar el contagio de coronavirus, entre los habitantes de la ciudad de Oaxaca se escucha que el cielo y el aire están más limpio.

El confinamiento ha favorecido también el ambiente en la otrora Verde Antequera, al dejar fuera de circulación a miles de vehículos privados, transporte de carga y aéreo teniendo como resultado una disminución temporal de las emisiones partículas contaminantes y, por tanto, una relativa mejora de la calidad del aire.

Cutberto Ruiz Jarquín, meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Cepco) informó que la disminución del uso de los automóviles disminuyó los altos niveles de polución ambiental, así como la emisión de vapores y gases.

“La baja movilidad peatonal y el tráfico vehicular disipó los puntos de calor en la ciudad y periferia de Oaxaca, donde cotidianamente se concentra el monóxido de carbono y el dióxido de nitrógeno, con los invariables riesgos a la salud”.

Asimismo, la reducción del consumo de electricidad de comercios que parados durante la cuarentena ampliada también evitó la emisión a la atmósfera gases contaminantes.

Sin embargo, a pesar de que la calidad del aire ha mejorado en la capital y periferia, se han agudizado las quemas e incendios forestales, incidiendo negativamente en la salud de los oaxaqueños.

De acuerdo con las autoridades del sector forestal, Oaxaca contabiliza 160 conflagraciones, con una superficie afectada superior a siete mil hectáreas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.