Citlalli López

OAXACA, Oax. La semiparalización de las actividades productivas debido a la Covid-19 ha impactado de manera negativa en las ventas de Petróleos Mexicanos (Pemex). Las estaciones de servicio dejaron de consumir entre el 40 y 50 por ciento de los litros que normalmente adquirían, hecho que también podría incidir en el imparable incremento del combustible.

El presidente del Grupo de Empresarios Gasolineros de Oaxaca (EGEO), José Luis Ballesteros Melgar, indicó que la realidad que vive actualmente la empresa productora de combustible es una de las más críticas, tanto, que incluso ha pedido a sus proveedores que le dé prórroga por seis meses para saldar sus deudas.

José Luis Ballesteros Melgar agregó que ante las circunstancias que se viven, no sorprendería un incremento mayor en el costo de las gasolinas.

Antes de la pandemia -destacó- el Gobierno federal daba incentivos fiscales mediante el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para atenuar los incrementos derivados del comportamiento del precio internacional del crudo, en la actualidad no tiene la capacidad para hacerlo porque no está recaudando lo necesario.

Aunado a lo anterior -añadió- más del 70 por ciento del combustible que consumimos en México es de importación porque la producción del país es baja. “Somos grandes importadores por tanto nos bajan y suben el precio de acuerdo al ámbito internacional, porque Pemex compra a precios internacionales”, destacó.

Finalmente, el líder gasolinero hizo un llamado a la ciudadanía para que mantengan las medidas preventivas de contagio del Covid-19. “Este virus tiene una agenda muy diferente a la del ser humano, entonces debemos de ser muy cuidadosos para que salgamos bien librado de esta situación”, expuso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.