Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Sin proponérselo, de casualidad, apurados por sacar adelante el pago del alquiler del local de impresión y serigrafía en tiempos de pandemia, Edgar Martínez (@line_marker) y su hermano Elio, catapultaron el uso de cubrebocas adoptando la imagen del prócer oaxaqueño, Benito Juárez.

De mayo a la fecha, el rostro del Benemérito de las Américas portando una mascarilla o lanzando un envase con gel antibacterial invadió las calles del centro histórico de la ciudad de Oaxaca, con leyendas como “Juárez, no ha muerto porque usa cubrebocas”, “Juárez, vivirá por siempre (por usar cubrebocas)”.

El afiche del prócer, nacido de San Pablo Guelatao, en la Sierra Norte, es tendencia entre los jóvenes oaxaqueños, pero también entre adultos y turistas.

Hoy, el colectivo de line-marker, con el nombre de galería y diseño “La Santísima” oferta playera, pegatinas (stickers), sujetadores para celular (pop socket), pines y posters con el perfil del ilustre oaxaqueño, nacido en San Pablo Guelatao, en la Sierra Norte.

Edgar Martínez, de padres zapotecos, con postgrado en Diseño Digital emigró a Washington D.C en 2013, de entonces a la fecha, conserva vivos los lazos afectivos con su familia y amistades.

“Días antes de que se dictaran las medidas restrictivas por la Covid-19 visité Oaxaca para afinar los detalles de apertura de un proyecto largamente anhelado por nuestra familia, abrir un taller de serigrafía. Sin embargo, de un día para otro los negocios no esenciales bajaron la cortina y las fronteras se cerraron.

Me vi obligado a quedarme (en Oaxaca) más tiempo de lo planeado, mientras que la apertura del negocio fue suspendida, o al menos eso creímos”, comentó el diseñador y emprendedor.

En aquel momento, recordó, el sueño de contar con un negocio propio se venía abajo, al igual que el esfuerzo e inversión, aunque, “estábamos decididos a dar la batalla”.

En un primer momento, los hermanos Edgar y Elio Martínez junto con sus amigos pensaron la venta de cubrebocas mediante el comercio en línea, pero se desistieron pues, coincidieron que, como creadores, tienen el deber de “la conciencia social”.

Entonces surgió la creatividad con el afiche que muestra al prócer portando un cubrebocas. En un primer momento, comentó Edgar, se usó la técnica serigrafía y esténcil y realizó un tiraje superior de 150 volantes, después, a partir del alcance conseguido se echó mano del formato en plotter.

Benito Juárez rebelde con mascarilla y lanzando gel antibacterial tuvo un efecto favorable y rápidamente se convirtió el afiche que los jóvenes buscaron para la selfie, ponerlo en su perfil e historias en redes sociales.

Los hermanos Martínez son los emprendedores en tiempos de la Covid-19, coinciden que empezaron con el pie derecho y de mano del ilustre oaxaqueño, y al mismo tiempo están influyendo entre los centenialls y millenialls con el uso del cubrebocas.

A la fecha dejaron temporalmente las ventas en físico y abrieron su tienda en línea con el nombre de galería y diseño “La Santísima” (lasantisimacolectivo@gmail.com).  Están en todas las redes sociales, proyectando su trabajo y el de sus colegas. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.