Citlalli López

OAXACA, Oax. Con una petición lanzada en la plataforma Change.org cientos de personas demandaron al gobierno de Oaxaca la publicación de la “ley antichatarra” con la que se prohíbe la venta de alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas a menores de edad.

A 22 días de que fuera aprobada la reforma a la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes, por parte de la 64 Legislatura local, ésta no ha sido publicada en el Periódico Oficial del Estado, y por tanto, no está en vigor todavía.

Ante esta situación, el pasado miércoles integrantes de cámaras empresariales de Oaxaca anunciaron haber recabado 30 mil firmas de rechazo a la prohibición a fin de que el mandatario estatal vete la reforma. Horas más tarde, Razhy González, asesor de la legisladora Magaly López, promotora de la “ley antichatarra”, abrió la petición en Change.org; en 21 horas, 502 personas firmaron de apoyo.

“Quienes firmamos la presente pedimos respetuosamente al gobernador constitucional del estado de Oaxaca, Mtro. Alejandro Murat Hinojosa, ponderar la salud y la vida de la infancia oaxaqueña por encima de los intereses económicos y ordenar sin demora la promulgación del decreto 1609, por el cual el Congreso del Estado adicional el artículo 20 bis a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca”, señala la petición.

Constitucionalmente -agrega- el gobierno del estado de Oaxaca cuenta con 15 días hábiles para publicar el decreto y convertirlo en la ley vigente, periodo que concluye este viernes 28 de agosto.

Sin embargo -destacaron- públicamente el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, ha manifestado públicamente su oposición a la reforma legal, de la que ha dicho es deficiente y que la medida promoverá el mercado negro.

El gobernador -agregaron- ha hecho eco de una campaña promovida por los comerciantes e industriales de los alimentos chatarra que buscan descalificar la medida señalando que ocasionará una catástrofe económica, el cierre de comercios y desempleo.

Desde su propuesta, la “ley antichatarra” ha dividido opiniones, por un lado, quienes sostienen que ésta ayudará a crear mejores hábitos alimenticios en la infancia para la prevención de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes e hipertensión. De acuerdo con datos presentados en la exposición de motivos de la iniciativa, alrededor de 28 de cada 100 niñas y niños del estado de entre 5 y 11 años, padecen sobrepeso u obesidad.

Por otro lado, quienes rechazan la medida señalan que ésta les reducirá hasta en un 50 por ciento sus ingresos, promoverá el mercado informal y, debido a que otros estados del país la han comenzado a replicarla, estiman empobrecimiento de 5 millones de familias.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.