También te platicamos por qué es bueno beberlo sin intermediarios y qué es la denominación de origen.

Agencia

El café mexicano tiene denominaciones de origen, además, su consumo conlleva beneficios. ¿Pero cuáles son los mitos más comunes en torno a ello? Entrevistamos a Erika Chagoya, barista profesional, en el marco de la organización para la próxima Expo Café que se llevará en WTC CDMX, del 24 al 26 de septiembre.

La denominación de origen es el nombre con el que se designa a un producto originario de una región del país, cuyas características se deben exclusivamente al medio geográfico. En México, el café de Chiapas, Oaxaca y Veracruz tienen denominación de origen; su consumo en nuestro país es de aproximadamente 2 kilos por persona al año.

Los mitos

De acuerdo con esta barista, cuatro son los mitos más comunes en detrimento del consumo de café. Nos explicó:

1. Es malo para los riñones. ¿Cómo te va a afectar una bebida que es diurética? A menos que no vayas al baño y te aguantes entonces sí puede causarte graves problemas, o quizá tomes café que no es café de grano sino algo artificial.

2. Genera mal aliento. Solo si no te lavas los dientes antes o después de comer.

3. Provoca dolor de cabeza. Más bien, si al café le pones azúcar, leche, y otros aditamentos que sí puedan alterar la correcta distribución de sangre al celebro o que afecte a tus neuronas puede ser que sí afecte, o sino tomas agua de igual manera puede ser contraproducente.

4. Ocasiona gastritis. Si tomas cafés mal tostados, con tuestes muy claros o sobre tostados, si tomas algo que no es café en grano, si le pones aditamentos que te provoquen problemas en el estómago como crema, leche, azúcar, etcétera, sí, es muy probable.

Los beneficios

Mientras que los beneficios son claros, según esta experta:

  • Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Reduce las probabilidades de sufrir un infarto.
  • Baja el riesgo de padecer la enfermedad del Alzheimer.
  • Previene las posibilidades de padecer cáncer de próstata.
  • Alivia dolores de cabeza, migraña, abdominales y dentales.
  • Reduce la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula.
  • Mejora el rendimiento deportivo.
  • Reduce el riesgo de padecer cirrosis.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer en la vejiga o hígado.
  • Mejora el asma y las alergias.
  • Aporta antioxidantes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.