Citlalli López

OAXACA, Oax. Propuesto como un nuevo producto turístico para Oaxaca, integrantes de la Asociación de Hoteles y Moteles de la Verde Antequera impulsan la realización de un Festival Navideño con dos megaposadas y una noche de calendas, con las cuales buscan reactivar la actividad turística en la capital del estado ante la crisis económica producto de la pandemia por la Covid-19.

La propuesta fue entregada al gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa a fin que se establezca una alianza que permita la organización y su realización en diciembre, fechas en la que se estima habrán bajado los contagios del nuevo coronavirus.

Laura Barranco, presidente de la asociación, señaló dentro de los objetivos específicos buscan que, con este producto, que complementaría a la tradicional Noche de Rábanos, se reactive la economía de las micro, pequeñas y medianas empresas del sector hotelero y turístico en general, generar nuevos productos turísticos basados en la cultura y tradiciones de la entidad, dar a conocer a México y el mundo la extensa variedad cultural de Oaxaca, así como rescatar las tradiciones.

Así propusieron llevar a cabo dos megaposadas los días 19 y 21 de diciembre y la noche de calendas el 24 de diciembre, la idea es que los 10 barrios tradicionales participen con carros alegóricos con escenografías de nacimientos del niño Dios, acompañadas por estudiantinas, pastores y rondallas. De la misma manera contar con piñatas para niños y adultos, así como reparto de los tradicionales aguinaldos.

El festival navideño también propone la realización de conciertos con rondallas y con órganos históricos.

La iniciativa, así como su justificación fue enviada también al secretario de Turismo, Juan Carlos Rivera Castellanos; a la secretaria de las Culturas y las Artes de Oaxaca, Karla Villacaña Quevedo y al presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín.

“Es tiempo de innovar, de repensar y de reinventarnos para darle a conocer al turista la amplia gama de atractivos que podemos ofrecerle (…) el trabajo conjunto entre la iniciativa privada y el sector público debe fortalecerse a fin de re activar la actividad turística”, señalaron en el documento.

De acuerdo a diversos estudios de mercado y de la información disponible -agregaron- destaca en el corto y mediano plazo se realizarán viajes regionales y a destinos nacionales y pequeños donde no haya una alta concentración de personas. Los viajeros tendrán preferencia por destinos que les permitan un regreso fácil a casa en casos necesarios.

Indicaron que, al 17 de mayo pasado, el consumo en viajes, hoteles y aerolíneas había disminuido un 60 por ciento respecto a diciembre de 2019. Al ser la hotelería una actividad no esencial fue de las más afectadas durante el confinamiento. Tan sólo durante abril la ocupación promedio en este año fue del 7 por ciento, mientras que el año pasado fue del 62 por ciento.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.