Dos equipos campeones y seis aspirantes, buscarán conquistar una Champions particular que ha cambiado su formato para definir al monarca de Europa.

Agencia

ESPAÑA. La Champions League es un torneo con una solera especial. Una competición que engloba la magia y el glamour, el talento de Europa se exhibe en cada campo donde suena su himno, eso no se lo ha podido quitar el covid-19.

El torneo, como las grandes ligas europeas, fue paciente y esperó el momento para llegar a su final, lo hará con un formato atípico, pero que garantiza una cuota de emociones dignas de su jerarquía. Lisboa será la sede de un torneo que no tendrá tregua, ganar o ganar. No habrá espacio para la duda, el que titubee se va a casa.

Siete partidos para conocer al nuevo rey de Europa, a la capital portuguesa llegan seis aspirantes que ven el sueño de alcanzar su primera Orejona más cerca que nunca. En campo neutral y sin público triunfará el que tenga los nervios a tope y tenga la capacidad de adaptarse a las circunstancias lo más pronto posible.

Dos equipos españoles, dos alemanes, dos franceses, un inglés y un italiano harán vibrar a millones de aficionados al futbol. Cada uno de estos equipos llega en una situación diferente, será un final eigth con detalles bien particulares, con figuras que estarán en el punto de mira. Personajes a los que se les espera por activa o por pasiva.

La Champions también ha arrojado sorpresas agradables, equipos que le han dado un aire de frescura y asumen un papel de amenazas fantasma. El Atalanta, el Leipzig y el Lyon se han levantado como gratas revelaciones. Sobre todo los franceses que el pasado fin de semana dieron la campanada al eliminar a la Juventus. Un resultado que retumbó en toda Europa y le costó el cargo a Maurizio Sarri.

Los tres equipos tienen frente sí a escuadras de mayor pedigrí, pero ellos se refugian en el nuevo formato del torneo, en campo ajeno y a 90 minutos se sienten convencidos de poder hacerle la guerra a quien sea. El Atalanta será el primero en examinarse, lo hará este día frente a Neymar y compañía, los italianos fueron la mejor ofensiva de Italia con 98 goles que le advierten los franceses que lo pasarán mal.

El Leipzig bailará con el Atlético, a priori parece un duelo parejo, pero los alemanes han perdido la dinamita de Timo Werner, por lo que los españoles ganan enteros. Y el que se sacó la rifa del tigre fue el Lyon, que se medirá al Manchester City, los franceses ya dieron muestra de su capacidad en Turín, algo de lo que Guardiola ya debió tomar nota.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.