Andrés Manuel López Obrador/ Foto: Archivo

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que México fue un “narcoestado” tras las revelaciones en el juicio del exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, en tiempos de Felipe Calderón Hinojosa, y sus presuntos vínculos con el Cártel de Sinaloa.

“Se llegó a hablar de un ‘narcoestado’ y yo sinceramente en ese entonces pensaba que no era correcto clasificar de esta manera al Estado mexicano, pero luego con todo esto saliendo a relucir, pues si se puede hablar de un ‘narcoestado’, porque estaba tomado el gobierno, quienes tenían a su cargo combatir la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia, mandaba la delincuencia, era la que decidía a quien perseguir y a quien proteger”.

Durante su conferencia matutina, el mandatario señaló que tiene que haber una línea divisoria entre autoridad y delincuencia, porque “sino estamos desprotegidos todos, nos quedamos en estado de indefensión, estamos en manos de la delincuencia”.

El presidente informó que ordenó a Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a que no se permita que funcionarios que se hayan desempeñado durante el periodo que estuvo García Luna al frente de la secretaría, sigan trabajando.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.