*El edil, sobreviviente de Covid, pide reconocer la labor de los sepultureros

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. La realidad que se vive en Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, donde han muerto por Covid-19 hasta siete personas en un solo día, ha hecho surgir nuevas formas de negocio, que lejos de denostar o señalar se deberían valorar, consideró el presidente municipal de ese municipio, Juan Carlos Atecas Altamirano, quien reconoció que los denominados sepultureros están cobrando entre 6 y 9 mil pesos por inhumación o entierro, pero se trata de una tarea que en este momento nadie quiere hacer, ellos arriesgan su vida, pues realizan la excavación e incluso la manipulación del cuerpo; no surgieron en este momento, ese era su oficio, pero en medio de la pandemia se tuvieron que adaptar.

Este servicio que dan los panteoneros es totalmente ajeno al ayuntamiento, clarificó Atecas Altamirano, de hecho, anotó, el municipio tiene como tarifa oficial por inhumación 491 pesos, pero ante la contingencia, cuando comenzó a crecer el número de muertes, la determinación fue condonar ese pago cuando las defunciones fueran por coronavirus.

El edil insistió en la valía de los panteoneros, porque si ellos no estuvieran haciéndose cargo del tema qué se haría con las decenas de cadáveres como foco de contagio, además de lo inhumano que resultaría.

Incluso, refirió que en días pasados el grupo tuvo que parar y aislarse una semana completa porque uno de ellos dio positivo a Covid; en esa semana los deudos tuvieron que buscar quien haciera tan complicado trabajo.      

Respecto al antiguo panteón municipal de Salina Cruz, el cual sirvió cerca de 40 años, Atecas reconoció que las más de 70 personas a las que el Covid les arrebató la vida en alrededor de cinco meses terminaron por saturarlo, de ahí que esté habilitado el que ya estaba construido en Boca del Río, donde ya 10 funerales se han consumado ahí, por lo tanto la carencia de espacios está resuelta, pero en lo que el ayuntamiento ha reforzado trabajo es en la prevención, tratar con la aplicación de medidas sanitarias, de evitar ese doloroso momento de la perdida de una persona por Covid.

Como presidente sobreviviente de Covid, su principal insistencia con la población es no relajar las medidas. Salina Cruz -dijo- sigue en semáforo rojo, los filtros en los accesos del puerto les han dado resultados, al igual que el uso de cubrebocas, los habrán de mantener por tiempo indefinido, hasta que haya una declaratoria en el país de que esta letal pandemia haya concluido.             

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.