Pedro Vásquez Villalobos, arzobispo de Oaxaca/Foto: archivo
Sayra Cruz

OAXACA, Oax. Después de cinco meses de no oficiar misas presenciales, el arzobispo de la Diócesis de Antequera, Pedro Vázquez Villalobos abrió este domingo la catedral para la presencia de feligreses.

En esta ocasión llegó un 20 por ciento de la catedral para escuchar el mensaje dominical de monseñor Pedro Vázquez.

En este contexto, el arzobispo informó que se asumieron las medidas de sana distancia así como las higiénicas como el uso de gel bacterial y el uso de cubrebocas.

Al iniciar su misa, el arzobispo dijo que  le hace falta las bancas de la catedral llena de fieles como hace 23 domingos, cuando se cerró el recinto religioso para evitar más contagios en el estado.

El prelado lamentó las muertes de oaxaqueños y oaxaqueñas, “servidores de nuestra iglesia, miembros del coro, ya no caminan por los pasillos debido a  los contagios de Covid-19 “, dijo en el reinicio de la ceremonia religiosa.

Ante esta experiencia conminó a la población a seguir cuidándose y evitar propagar el virus.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.