Foto: Quadratin Morelos

René Cruz/ MVS

CIUDAD DE MÉXICO, La Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) confirmó que el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, sí es responsable del desvío de recursos por más de 697 millones de pesos, relacionado con la Estafa Maestra.

Por 10 votos a favor y uno en contra, el órgano jurisdiccional aprobó el proyecto del magistrado Manuel Hallivis Pelayo, quien propuso ratificar la resolución de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), mediante la cual le impuso a Vera Jiménez el pago, de manera solidaria y mancomunada, de una responsabilidad resarcitoria por 22 millones 462 mil pesos, derivado de la auditoría que se le practicó a esa casa de estudios.

Durante la sesión de este miércoles, Hallivis Pelayo argumentó que el ex servidor público no ofreció las pruebas que le permitieran desvirtuar las irregularidades que señaló la ASF.

“Del análisis de los argumentos de ambas partes y de los hechos resulta que el actor, no desvirtuó las conductas que se le imputan, que fueron las que generaron el daño a la hacienda pública y que el actor aduzca que él no lo hizo materialmente, no lo exime del hecho que él licitó y firmó el contrato del que resultaron todos los daños y las supuestas inexistencias de los servicios para imponerle una responsabilidad resarcitoria que lo que busca es compensar, reparar el monto de los daños estimables en dinero que se hubieran causado a la hacienda pública, aquí son poco más de 20 millones de pesos”.

El 6 de mayo de 2013, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la UAEM suscribieron un convenio de colaboración por 697 millones 767 mil 700 pesos para llevar a cabo una serie de programas relacionados con la llamada Cruzada Nacional contra el Hambre.

Para ello, la casa de estudios suscribió otros cuatro contratos y un pedido, uno de ellos con la empresa Esger Construcciones, a la que se le adjudicaron 389 millones 288 mil pesos.

Al respecto, el magistrado Manuel Hallivis refirió que el convenio con la Sedesol se firmó a pesar de que la universidad no tenía la capacidad para hacerlo; por ello, enfatizó que el desvío de recursos no se habría dado, sí el convenio no se hubiera materializado.

“Si no se hubiese, ni se hubiera licitado, son los dos aspectos, no se habrían los recursos; si se hubiera licitado sin, cómo fue lo que sucedió, sin la capacidad técnica y material. De todas maneras, no se habrían, si no se hubiera firmado, desviado los recursos federales a través de ampliaciones que la Auditoria Superior considera como inexistentes y que hemos estado narrando”.

De los 697 millones de pesos, 29 millones 211 mil 120 pesos se concentraron en la empresa Meve Soluciones, la cual transfirió a Esger 26 millones 933 mil pesos que forman parte de la cantidad que se concentró por 440 millones 163 mil pesos.

De acuerdo con la ASF, las empresas no prestaron los servicios, ya que el 15 de noviembre, aun cuando la Sedesol estimó que la UAEM cumplió con el 100 por ciento del convenio, de los 70 programas, solo estaba en operación el Programa de Apoyo Alimentario (PAL) que estaba a cargo de Prospera.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.