Foto: Ilustrativa
Patricia Briseño 

OAXACA, OAX., El municipio de San Pedro Apóstol, correspondiente al distrito de Ocotlán de Morelos, donó un árbol de higo para sustituir el laurel de la India que se desplomó durante la noche del pasado 15 de septiembre, sobre el área peatonal del zócalo de la ciudad de Oaxaca.

Alejandro Ávila Gopar, presidente de la municipalidad, localizada a 39 kilómetros al sur de la capital, comentó que la donación al pueblo de Oaxaca de Juárez es resultado de la gestión con la Fundación Alfredo Harp Helú, ante la comunidad y el propietario del terreno donde está sembrado este ejemplar de más 10 metros de alto y 10 años de edad.

“El árbol (de la especie ficus) está sembrado en el paraje conocido popularmente como “el higo mocho”, propiedad del señor Adolfo Amador; posteriormente, se le habrá de sustituir con otro de la misma especie”, dijo.

El edil informó que este martes una cuadrilla de trabajadores realizaron la tarea de banqueo para el traslado y el trasplante a la jardinera del zócalo, a un costado del Palacio de Gobierno.

Aseguró que el árbol de higo es poco exigente en cuanto a las cualidades del terreno, y está acostumbrado al estrés debido a que actualmente comparte terreno con un área de maniobras de tráileres, por lo que habrá de acostumbrarse a las condiciones predominantes en el corazón del centro histórico de Oaxaca.

Esta mañana, la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca dio a conocer que para evitar el eventual desplome de un tercer árbol en la zona del zócalo recomendó al ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, “realizar una reducción de copa para quitar peso al ejemplar y minimizar el riesgo de colapso”.

El desplome de dos árboles centenarios enfermos en el mismo perímetro se aceleró como consecuencia de las lluvias intensas en el territorio estatal derivado de la zona de baja presión, registradas la semana pasada, refirió la dependencia.

Asimismo, reveló que uno de los árboles caídos presentaba en sus raíces escombro de cantera, cemento y tubería en sustrato, además de hongos, olor característico de pudrición y raíces primarias prácticamente deshechas.

La administración estatal, el gobierno de la ciudad de Oaxaca, la Fundación “Alfredo Harp Helú” y arboristas certificados, acordaron impulsar mecanismos integrales de atención del patrimonio natural del primer cuadro del municipio de Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.