Investigadores analizaron qué está pasando con nuestro sueño y sus trastornos durante el confinamiento.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Se ha incrementado la sintomatología del ronquido; este fue uno de los resultados del proyecto de investigación enfocado en identificar qué está pasando con el sueño de las personas durante la cuarentena, realizado por el doctor Ulises Jiménez Correa, investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM; junto con el doctor Hernán Marín, de Colombia; la doctora Liliana Estrada, de Costa Rica, y el doctor Fabio García García, de la Universidad Veracruzana.

La investigación consideró un cuestionario de 60 preguntas a más de 5 mil personas, centrado en tres aspectos en particular: El primero fue identificar cuáles son los hábitos de sueño que las personas están teniendo durante la pandemia; El segundo consistió en conocer cuáles son los síntomas de trastornos de sueño que se están presentando en la etapa de confinamiento; Y el tercero se enfocó en estudiar la calidad del sueño según los espacios en donde se vive la cuarentena y el número de personas con quienes vive.

Los resultados

· La gente se está acostando y levantando mucho más tarde de lo que habitualmente lo hacía. Como consecuencia, se están atrasando los horarios para el consumo de alimentos a lo largo del día. Y se explicó que ello, se conoce como fase atrasada del sueño, que es un trastorno del dormir que tiene que ver con que la gente está perdiendo la sincronización de sueño con la noche y la vigilia con el día.

· Otro dato es que las personas han incrementado el tiempo en que ocupan la recámara para usar dispositivos electrónicos, para consumir alimentos, para fumar y para tomar bebidas alcohólicas. Esto puede llevar a que se alteren los horarios de sueño. Además de que, haber incrementado de manera importante el uso de computadoras y celulares ya sea para trabajar o por entretenimiento, sobre todo en las noches, provoca que haya una mayor estimulación luminosa que otorgan estos aparatos, mermando la calidad del sueño.

· Se identificó también que, quienes ya consumían drogas han incrementado su consumo, lo cual deteriora la calidad en el sueño. Asimismo, durante la cuarentena aumentó el consumo de medicamentos de uso hipnótico, los cuales son utilizados para combatir el insomnio.

  • Tips para ventilar tu recámara y evitar insomnio

· El estudio también reveló que, los encuestados reportaron sufrir un poco más de pesadillas y de parálisis del sueño, lo cual tiene que ver principalmente con problemas de ansiedad por estar en cuarentena.

· Finalmente, uno de los resultados que no se esperaban es el hecho de que ha incrementado la sintomatología del ronquido. Pues los encuestados reportaron que sentían que estaban roncando más de lo habitual.

“Pienso que, al estar restringidos de movimiento, al haber dejado de hacer ejercicio y estar encerrados en casa o en el departamento, podríamos estar subiendo de peso y esto sí está reportado que tiene que ver con esa sintomatología del ronquido”, expuso el investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.