Christian Prudhomme, director de la competencia, se congratula de las medidas eficaces que han tenido.

Agencia

PARÍS. Todo el pelotón del Tour de Francia fue autorizado a continuar, este martes en la etapa 16, tras los resultados negativos en los test de detección del covid-19 realizados el lunes.

Ningún participante en la prueba ha dado positivo en los diferentes test para detectar el covid-19 completados desde hace tres semanas.

Siguiendo el protocolo sanitario validado por las autoridades francesas, los corredores del Tour fueron controlados dos veces antes de la salida en Niza. Luego tenían que pasar test en las dos jornadas de descanso, la segunda el lunes en el departamento de Isere.

Esto quiere decir que las medidas tomadas son eficaces”, señaló satisfecho el director del Tour, Christian Prudhomme, en la salida de la 16ª etapa, en La Tour-du-Pin.

En la primera jornada de descanso, cuatro miembros del personal de cuatro equipos diferentes (AG2R La Mondiale, Cofidis, Ineos y Mitchelton) habían dado positivo y tuvieron que despedirse de la prueba. Así como el propio Prudhomme, que se aisló durante siete días.

El director recuperó su puesto al frente de la carrera este martes, tras haber dado negativo: “Estamos ante una enfermedad que ha provocado 30 mil muertos en primavera, las medidas que había que tomar se han tomado. A veces la gente se queja porque no puede ir a algunos puertos, pero era la condición ‘sine qua non’ para la organización del Tour”.

‘LA MAGIA EXISTE’

“Todo el mundo dice que la pandemia va a durar, que sigamos viviendo es indispensable, cuando la gente respeta las reglas y pone atención, va bien”, añadió.

Es la única vez desde 2004, cuando entré en la organización del Tour de Francia, que tengo ganas de acabar. Hasta ahora vamos por el buen camino”, continuó Prudhomme sobre el éxito de una carrera que comenzó entre grandes incertidumbres.

Los controles se han realizado a todos los que forman parte de la ‘burbuja carrera’, que reagrupa a los corredores, los miembros del personal y algunos oficiales, entre 650 y 700 personas.

El número superior de test realizados, 785 en la segunda jornada de descanso, se explica porque hubo personas que no forman parte de la burbuja que fueron controladas.

“Incluso aunque se organice en septiembre, este es el Tour de Francia y la magia existe”, concluyó Prudhomme, orgulloso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.