Foto: archivo
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. A causas de las lluvias registradas en el último trimestre, la catedral de Nuestra Señora de La Asunción, localizada en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca, presenta filtraciones de agua en sus muros por las fisuras en las bóvedas debido a los sismos.

Primero los terremotos de septiembre del 2017, después el del 23 de junio pasado son la causa de las grietas en la estructura del edificio de la iglesia católica, ubicada en el corazón de la ciudad de Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

“Por el fuerte movimiento, se agrandaron y así se han originado las filtraciones”, anotó.

Alejandro Rodríguez González, párroco del templo, subrayó que las varias capas de aplanados de cemento han guardado mucha humedad y con el paso del tiempo, ha salido y dañado los muros, especialmente la pintura.

Por esto, destacó que arquitectos y especialistas de los institutos Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (Inpac) han hecho estudios y algunos recorridos, para poder atender los daños.

Detalló que el personal de los dos institutos se centrará inicialmente en atender las fisuras con la aplicación de un impermeabilizante especial, para evitar mayores filtraciones.

“Han avanzado en los estudios para atender de manera inmediata lo que se necesita”, indicó.

El presbítero dijo que el INAH y el Inpac se dedicarán posteriormente a dar atención a las otras afectaciones en la catedral, sobre todo, por la importancia y las dimensiones del inmueble.

“Se espera una intervención mayor por ser la catedral”, terminó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.