“No hay acciones concretas para facilitar su operatividad”: Angélica Ayala, presidenta de GES Mujer

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Este mes de septiembre se cumple un año que el Congreso de Oaxaca despenalizó el aborto por todas sus causales hasta la semana 12 de gestación.  Con esta modificación en el Código Penal del Estado, Oaxaca es la segunda entidad del país en acoger esta disposición en materia de la protección de los derechos reproductivos de las mujeres, después de la ciudad de México.  

El aborto por libre decisión de la mujer está autorizado en Oaxaca a partir del 25 de septiembre de 2019, puede realizarse dentro del periodo de las 12 semanas de embarazo sin que se le considere un delito, resumió José Ramón Pintor Sill, jefe de la Unidad de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO)

Además, apuntó, están vigentes las cuatro causales de aborto: por violación (Ley General de Víctimas y la Norma Oficial Mexicana-046), riesgos a la salud de la mujer, malformaciones congénitas graves e imprudencial.

 A casi un año de que Oaxaca se convirtió en la segunda entidad en el país en acoger este tipo de legislación, los servicios de salud han atendido a ocho mujeres, quienes han solicitaron la práctica de aborto de manera legal, gratuita y segura.

Pintor Sill precisó que las ocho intervenciones se realizaron sin contratiempos en el Hospital General “Aurelio Valdivieso”, ubicado en la zona norte de la ciudad de Oaxaca, sin embargo, se espera que al final del año las unidades médicas como son los hospitales básicos comunitarios, y centros de salud con servicios ampliados de las seis jurisdicciones sanitarias “cuenten con personal capacitado para la atención de las pacientes que soliciten este servicio”.

Sin embargo, el funcionario estatal reconoció que aún es largo y sinuoso el camino para difundir la relevancia de aborto seguro, que eventualmente vendría a menguar los abortos mal practicados, “los cuales componen la tercera causa de muerte materna en Oaxaca”.  

“Los servicios de salud realizan al año un promedio 2 mil 300 abortos en Oaxaca, por las cuatro causales antes expuestas, no obstante, se calcula que por cada aborto del que se tiene registro hay tres de los que no se tiene conocimiento. Lo que arroja una cifra negra de 10 mil abortos cada año, aproximadamente”.

La Unidad de Medicina Preventiva encargada de garantizar el aborto seguro cuenta con el acompañamiento de las organizaciones como IPAS México y Mexfam en la capacitación al personal sanitario de la institución en esta materia.

 En su momento, el personal sanitario recibió la capacitación acerca de los métodos autorizados internacionalmente para la práctica del aborto seguro: el suministro de dos medicamentos, así como la aspiración manual endouterina (AMEU)  

Asimismo, los servicios de salud trabajan en la identificación del personal de salud que no sea “objetor de conciencia” y que pueda apoyar la estrategia de aborto seguro.

 Debido a la pandemia por el coronavirus la difusión masiva de este nuevo componente de atención de aborto seguro, por libre decisión se ha visto limitado debido a que el sector sanitario está abocado a la atención de los pacientes positivos contagiados con la nueva cepa.

“Contamos con carteles y trípticos autorizados, traducidos en distintas lenguas, así como una campaña masiva de difusión, no obstante, habremos de esperar algunos meses, en tanto disminuyen los casos de covid19”, concluyó.

Angélica Ayala Ortiz, presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GES Mujer) refirió que la despenalización del aborto es un tema polémico y confronta posturas, olvidando que se trata del derecho de las mujeres de decidir continuar o interrumpir un embarazo.

“Estamos conscientes que la despenalización del aborto no garantiza el acceso a este derecho, pues faltan clínicas a donde una mujer embarazada pueda acudir antes de las 12 semanas de gestación sin que haya dilación para el procedimiento o los médicos argumenten objeción de conciencia”.

De acuerdo con Ortiz a unas semanas de cumplirse un año de este logro de la lucha de las mujeres feministas “no hay acciones concretas para facilitar su operatividad”.

Asimismo, la activista y defensora de derechos humanos consideró “falta que podamos avanzar con acciones que promuevan la igualdad entre mujeres y hombres”.

“Un embarazo no planeado, no consentido o forzado es resultado de una relación donde una mujer no decide sobre su cuerpo ni su sexualidad; a lo varones no se les juzga por embarazar a una o a varias mujeres, pero a ellas se les juzga por decidir interrumpir un embarazo o incluso se les niegue este derecho”, asentó 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.