Agencia

LONDRES. El vigente campeón de la Premier League inglesa, el Liverpool, fue aplastado este domingo por el Aston Villa (7-2) en la fecha cuatro del campeonato inglés, una goleada que los ‘Reds’ no sufrían desde 1963.

En un partido en que nada salió bien a los pupilos de Jurgen Klopp, con tres goles encajados en disparos desviados por la propia defensa, el Liverpool llegó con un 4-1 al descanso, con un triplete de Ollie Watkins, y no pudo enderezar el rumbo en el segundo tiempo, a pesar del doblete de Mohamed Salah a los minutos 33 y 60.

El Liverpool, que había ganado sus tres primeros partidos, se queda en el quinto puesto de la tabla, con los mismos puntos que su rival de este domingo, que es segundo merced a su mejor diferencia de goles.

Los ‘Reds’, que jugaron sin su arquero titular, el brasileño Alisson, lesionado, y sin su delantero senegalés Sadio Mané, con el Covid-19, no encajaban siete goles en liga desde un partido con idéntico marcador contra el Tottenham en 1963.

Es además la primera vez desde 1953 en que un vigente campeón de Inglaterra recibe siete goles.

Pero ese no fue el único resultado ‘loco’ del día.

Antes, el Tottenham del técnico portugués José Mourinho profanó este domingo el templo de Old Trafford para infligir una goleada de 6-1 sobre el Manchester United.

Apenas cinco partidos disputados esta temporada y la sombra de la crisis ya planea sobre un United ridiculizado por los ‘Spurs’.

El director general del club, Ed Woodward, presente en las gradas, pudo al menos consolarse con el hecho de que el partido se disputase a puerta cerrada, para no ver a los aficionados de los ‘Diablos Rojos’ emprenderla en su contra.

Sólo la esperada llegada del uruguayo Edinson Cavani y del lateral brasileño Alex Telles, procedente del Oporto, antes del cierre del mercado de fichajes en la medianoche del lunes aporta algo de esperanza.

Y eso que el partido comenzó con buen pie para los locales, cuando transcurridos 29 segundos desde el saque de centro un penal fue convertido poco después por el portugués Bruno Fernandes.

Pero a partir de ahí la zaga local multiplicó los errores, muchos grotescos, propiciando goles como el del francés Tanguy Ndombele, al minuto cuatro.

El doblete del surcoreano Son Heung-min al minuto siete y al 37, Harry Kane al minuto 30, el marfileño Serge Aurier al minuto 51, y de nuevo Kane, de penal al minuto 79, sellaron la humillación.

Cierto es que los locales jugaron con un hombre menos desde el minuto 28, por la expulsión de Anthony Martial.

Y una semana después de su espectacular victoria sobre el Manchester City de 5-2, el Leicester volvió a tierra con una dura derrota por 3-0 frente al West Ham.

Los ‘Foxes’, al frente de la clasificación por diferencia de goles antes de que comenzara la jornada, ven cómo el Everton se pone líder en solitario gracias a su cuarto triunfo seguido, con marcador de 4-2 obtenido el sábado ante el Brighton.

En el otro partido del primer turno de este domingo, el Southampton sumó su segunda victoria de la temporada (2-0) y su víctima fue el ascendido West Bromwich Albion, que se libra por poco de entrar en los puestos de descenso.

Por su parte, el Arsenal, derrotado por el Liverpool con marcador de 3-1 la semana pasada, reaccionó este domingo al ganar al Sheffield United por 2-1, que no ha logrado todavía ningún punto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.