Los Dodgers de Los Ángeles derrotaron a los Rays de Tampa Bay y quedaron a un solo partido de coronarse como campeones de la Serie Mundial.

Agencia

CALIFORNIA. El abridor Clayton Kershaw trabajó cinco episodios y dos tercios, el guardabosques Joc Pederson y el primera base Max Muncy conectaron sendos home runs y los Dodgers de Los Ángeles derrotaron 4-2 a los Rays de Tampa Bay y quedan a sólo una victoria de conseguir el título de la Serie Mundial.

La victoria pone a los Dodgers con ventaja de 3-2 en el Clásico de Otoño, que se juega al mejor de siete.

Kershaw (2-0) se mantuvo invicto en a Serie Mundial al lanzar cinco entradas y dos tercios, en los que permitió cinco imparables, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a seis por la vía del ponche en camino a acreditarse el triunfo, que pone a los Dodgers a sólo uno más de coronarse campeones.

El cerrador Blake Treinen (1) se acreditó el salvamento en trabajo de un episodio, permitiendo un imparable y retirando a dos por la vía del ponche.

Por los Rays, la derrota la cargó Glasnow (0-2) en cinco episodios al permitir castigo de seis imparables, incluidos dos jonrones, cuatro carreras, regaló tres bases y ponchó a siete bateadores.

Las únicas dos carreras que consiguieron los Rays, vinieron de los bates del primera base cubano Yandi Díaz, quien en el tercer episodio conectó triple a lo profundo del jardín derecho y mandó a la timbradora al guardabosques Kevin Kiermaier.

En ese mismo episodio, su compatriota el bateador designado Randy Arozarena pegó sencillo al jardín izquierdo y empujó a Díaz a pisar la timbradora con la segunda carrera de los Rays.

El ataque cubano esta vez resultó insuficiente para evitar la derrota.

El sexto juego se llevará a cabo el lunes nuevamente en la “burbuja” de Arlington. Los Rays subirán a la lomita a su abridor Blake Snell, mientras que los Dodgers no han dado a conocer a su lanzador.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.