AFP

PARÍS. El Real Madrid echó mano de su experiencia en la Liga de Campeones de Europa para rescatar ayer un empate 2-2 ante el Borussia Mönchengladbach en los últimos compases de su partido de la llave B, tras ir abajo en el marcador desde la primera mitad.

El francés Marcus Thuram, hijo del mítico Lilian Thuram, vivía una de esas noches inolvidables, pues son pocos los que pueden decir que le han marcado dos goles en un mismo partido (a los minutos 33 y 58) al club con más Champions disputadas.

Sin embargo, los merengues le arruinaron su noche soñada en apenas un puñado de minutos, gracias a los goles de Karim Benzema (87) y Casemiro (90+3).

Tras sus derrotas contra Cádiz (1-0) y Shakhtar Donetsk (3-2) previas al clásico liguero del sábado, que se llevó por 3-1, el Real Madrid ayer no pudo salir satisfecho de Alemania, a pesar de añadir una nueva página a su libro de remontadas europeas.

Los madridistas van últimos del sector B con el único punto sumado este martes, pero está a sólo tres unidades de distancia del líder, el Shakhtar, que a su vez empató 0-0 ante el Inter de Milán.

El cuadro español no tuvo un mal inicio de partido. Animados por su victoria en el clásico contra el Barcelona, los merengues tuvieron las primeras oportunidades del duelo. Sergio Ramos de cabeza (21) y Toni Kroos con un potente disparo desde fuera del área (29) inquietaron al meta de los alemanes, Yann Sommer.

Pero cuando más cómodos estaban los blancos, el Gladbach se apuntó el primer tanto al minuto 33. Luego de una recuperación en campo contrario, Alassane Pléa com-binó para deshacerse de Ramos y asistió a Thuram, quien pese a la oposición mandó el balón a la escuadra izquierda de Thibau Courtois.

El Madrid no se amilanó, y tras intentarlo sin brillo antes del descanso, volvió del vestidor con convencimiento. Marco Asensio tuvo el empate en dos ocasiones al inicio de la reanudación (46 y 49), pero sus disparos no hicieron daño.

El Mönchengladbach respondió. Stefan Lainer puso un centro al corazón del área que cazó Pléa. El disparo fue despejado por Courtois, cayendo a los pies de Thuram, quien no tuvo más que empujar a gol (58).

Noqueados, los merengues pudieron encajar el tercero, pero primero Pléa (61) y posteriormente Lars Stindl (66) desperdiciaron sus claras ocasiones.

Los alemanes pagaron caro esos errores. Tras un primer aviso de Eden Hazard, que entró en sustitución de Vinicius, el Madrid re-cortó distancias a pocos minutos del pitido final.

Luka Modric, ingresado también en la segunda parte, puso un centro, Casemiro tocó el balón cuando ya se perdía por línea de fondo y fue a caer al área pequeña, desde donde Benzema lo mandó a las redes (87).

El equipo alemán se atemorizó y se refugió en su campo. Los pupilos de Zinedine Zidane no pararon de poner balones al área hasta que, a punto de cumplirse el tiempo añadido, Modric volvió a centrar, Ramos bajó la pelota dejándola perfecta para Casemiro, quien no perdonó y marcó el 2-2 definitivo.

En la segunda fecha de la Champions, el Atlético de Madrid, que contó con el mexicano Héctor Herrera hasta el minuto 82, sufrió de más ante un atrevido Salzburgo, que llegó a ir ganando por 2-1 poco después del descanso, con los go-les de Dominik Szoboszlai (40) y Gerim Berisha (47) para remontar el tanto inicial de Marcos Llorente (28).

Pero el prometedor João Felix salió al rescate del equipo dirigido por Diego Simeone para darle el triunfo 3-2 a los madrileños con un doblete en la segunda parte (51 y 84).

La victoria permite al equipo rojiblanco auparse al segundo puesto del Grupo A con tres puntos, los mismos que tiene de ventaja el líder Bayern Múnich, que ayer ganó 2-1 al Lokomtiv de Moscú en el otro encuentro de la llave, con lo que alargó a 13 partidos su racha de victorias consecutivas en la competencia.

Los dos grandes de la Liga Premier, Manchester City y Liverpool, cumplieron con su papel de favoritos para imponerse ante el Marsella (3-0) y el modesto Midtjylland danés (2-0), respectivamente.

A su vez, el Porto, con el mexicano Jesús Tecatito Corona hasta el minuto 69, doblegó en condición de local 2-0 al Olympiakos, con lo que logró su primera victoria en la presente edición de la Champions. El Ajax, sin el tricolor Edson Álvarez, empató en Bérgamo 2-2 ante el Atalanta.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.