Patricia Briseño

OAXACA, Oax. El virus de hepatitis C provoca una enfermedad que ya se puede curar, evitando que desencadene en cirrosis o cáncer de hígado; siempre y cuando el paciente tenga seguimiento médico, lo que favorece la detección oportuna del patógeno.

Yuri Alfonso Roldán Aragón, médico infectólogo de los Servicios de Salud de Oaxaca informó que existen medicamentos antivirales dirigidos a curar la hepatitis C, lo que aumenta las esperanzas de erradicar el virus de la población mundial.

A propósito del reciente Premio Nobel de Medicina 2020, otorgado a tres investigadores por su descubrimiento que llevó a la identificación del virus, el de la hepatitis C, Roldán Aragón resaltó que el descubrimiento de esta enfermedad, fue un logro histórico y permitió el rápido desarrollo de medicamentos antivirales.

El trabajo de investigación inició desde los años 80, cuando se encontró este virus en aquellos pacientes destinatarios de transfusión sanguínea.

Explicó que, al encontrarse su origen, y desarrollar el medicamento para la cura, paulatinamente se ha erradicado la estigmatización de la enfermedad, pues por mucho tiempo las enfermedades hepáticas eran relacionadas con el alcoholismo o el suministro de drogas por vía intravenosa.

Sin embargo, dijo, a la fecha es una enfermedad silenciosa, precisamente porque los pacientes temen ser estigmatizados de alcohólicos, drogadictos o prestadores de servicios sexuales.

Hace tres años el tratamiento no era suficientemente bueno, pero hoy se resuelve con una sola tableta al día por tres meses.

La meta de la Organización Mundial de la Salud es la erradicación y gracias a la ciencia e investigación que hay detrás de esta enfermedad posiblemente sí se logre.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.