Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), el coronavirus puede afectar aún más las vías respiratorias de una persona con asma, lo que causa crisis asmática y en algunos casos provoca neumonía y enfermedades respiratorias agudas.

Al respecto, Juan Carlos Montiel, médico del Hospital ABC Santa Fe, dijo que el asma es una enfermedad hereditaria que produce una inflamación crónica en las vías respiratorias, y en el país tiene una prevalencia de hasta el 14 por ciento en los adolescentes.

En la actualidad, debido a la pandemia, la sintomatología del asma se puede confundir con el coronavirus ya que en ambos se presenta dificultad para respirar, sensación de opresión en el pecho y tos, sin embargo, las personas asmáticas no tienen fiebre.

De acuerdo con el especialista, una persona asmática no es más vulnerable a contraer coronavirus si está bien controlada, sin embargo, la combinación de ambas enfermedades causa problemas dinámicos de oxigenación, es decir, la persona puede presentar crisis respiratorias en un periodo de tiempo de alrededor de hora.

Montiel dijo que hay ocasiones en las que paciente presenta una crisis asmática debido a la ansiedad generada por el coronavirus, incluso los niños son propensos a sufrirlas, por lo que es importante tener un plan de acción en donde se tenga a la mano un inhalador de dosis medida, el cual provee de medicamento a los pulmones para que éstos se abran y mejore la oxigenación.

“Si los cuidadores se percatan de que el niño o el paciente asmático presenta una crisis, es recomendable tener un plan de acción, en el cual se le dé un disparo de salbutamol cada 20 minutos, acudir a urgencias y procurar controlar su respiración inhalando y exhalando lentamente para mejorar la oxigenación en los pulmones”, explicó el especialista.

El experto también comentó que durante este aislamiento se deben tomar precauciones en la limpieza del hogar, sobre todo si viven con pacientes asmáticos, ya que algunos productos como el cloro podrían disminuir las defensas del organismo.

Es decir, entre más limpieza exista en el hogar, las personas alérgicas se vuelven más vulnerables a desencadenar una crisis asmática, debido a factores como el polvo, el polen de las plantas, el humo del cigarro, entre otros, esto se explica a través de la teoría de la higiene.

“Existe la teoría de la higiene, que dice que a mayor higiene hay más alergia, el cual es un problema ya que el sistema inmunológico se dedica a actuar en contra de los alérgenos y se vuelve más vulnerable ante los virus, es por eso que la exposición repetida a los microbios en una edad temprana podría desarrollar cierta adaptación del organismo a éstos” dijo el especialista.

Es por eso que las enfermedades por hipersensibilidad y autoinmunes tienen una incidencia mucho mayor en países desarrollados que en los subdesarrollados.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.