Morena pide a Murat destituir a funcionarios por proselitismo

Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La bancada del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), pidió  al gobernador Alejandro Murat Hinojosa a que, en uso de sus facultades constitucionales y legales, destituir de inmediato a los funcionarios que hayan participado en un acto proselitista a favor del PRI el pasado lunes 19 de octubre en Tuxtepec, Oaxaca, como señal clara de que su gobierno no intervendrá de ninguna manera en el proceso electoral del próximo año.

Por lo pronto, piden también al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, como titular del Ministerio Público Federal, investigar de oficio, a través de la Fepade, los delitos electorales que se hayan cometido por la participación de servidores públicos en un acto proselitista a favor del PRI en Tuxtepec, Oaxaca.

A través de un punto de acuerdo, el presidente de la junta de Coordinación Política de la 64 Legislatura, Horacio Sosa Villavicencio, señaló que llama la atención porque abiertamente se trató de un acto proselitista del PRI, a favor del PRI, “en el que de manera evidente se utilizó con fines electorales, no sólo la investidura de los funcionarios en la mesa del presídium, sino que además se dijo que era por instrucciones del gobernador Alejandro Murat Hinojosa”.

Y es que el pasado lunes 19 de octubre, comenzó a circular en medios de comunicación que el PRI estatal realizó una reunión en la que participaron cerca de trescientas personas, en un salón de la ciudad de Tuxtepec, para inaugurar los trabajos políticos de cara al proceso electoral del próximo año, en donde se elegirán diputaciones federales y locales, y presidencias municipales.

De los relatos de dicha reunión, llama la atención la presencia y participación de funcionarios estatales: Antonio Amaro Cancino, actual titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil del Estado (CEPCO); Gabriel Cué Navarro, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (SEDAPA), y Jorge Ilescas Delgado, actual coordinador de giras del Gobernador del estado.

Así, de acuerdo con lo expresado por los funcionarios, destacó Sosa Villavicencio en el documento, los mensajes fueron a nombre del gobernador; “esto es, que el propio gobernador le habría instruido para dar un mensaje en ese sentido, que es que Coahuila e Hidalgo dieron ejemplo de que el PRI está vivo, queriendo buscar los consensos, preocupado y ocupado por su gente”.  

Él también coordinador de la bancada de Morena en la 64 Legislatura, aseguró que la participación de los funcionarios en apoyo a su partido es en sí un delito electoral, previsto en el artículo 11, fracción IV de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que impone de doscientos a cuatrocientos días multa y prisión de dos a nueve años, al servidor público que “proporcione apoyo o preste algún servicio a un precandidato, partido político, coalición, agrupación política o candidato, sea que lo haga por sí mismo o a través de sus subordinados, en sus horarios de labores”.

Y es que dijo que, fue evidente que la presencia de los funcionarios fue en apoyo a su partido político, participando directamente en el acto, incluso como oradores, animando a quienes asistieron, y hablando favorablemente del PRI.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.