EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este jueves del “crecimiento exponencial” de la pandemia del coronavirus en Europa y manifestó que esta situación causa “preocupación”, aunque el virus está provocando menos muertes que en la primera ola.

El director para Europa de la OMS, Hans Kluge, manifestó que el incremento de casos registrados en varios países del continente no significa, sin embargo, que se haya entrado en una “fase oscura” en la evolución de la pandemia y que hay tiempo para actuar.

“El virus no ha cambiado, no es ni más ni menos peligroso” que cuando se registraron los mayores aumentos de casos el pasado marzo, agregó Kluge en una conferencia de prensa virtual.

Preguntado sobre si un nuevo confinamiento o cierres parciales de actividades serían instrumentos recomendables para combatir la nueva ola de COVID-19 en Europa, Kluge opinó que la situación ahora es diferente a la vivida durante la primavera.

“Hoy sería diferente, sería un aumento escalonado de medidas puntuales y temporales y tratando de minimizar los daños colaterales para la economía y la sociedad”, agregó el responsable de la OMS.

Precisó que esas medidas deberán además tener en cuenta sus consecuencias para evitar que se reproduzcan problemas de salud mental o de violencia doméstica y abogó por intentar mantener abiertas las escuelas.

Según los datos comunicados hoy por la OMS, la región europea ha registrado en los últimos días la mayor incidencia semanal de casos de COVID-19 desde el comienzo de la pandemia, con casi 700 mil.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.