Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. En un juego deslucido y con un doblete de Daniela Espinosa, el América venció 2-1 al Guadalajara en el clásico nacional de la Liga Mx Femenil, ayer en duelo disputado en el estadio Akron, correspondiente a la jornada 16 del torneo Guardianes 2020.

Pese al triunfo, las Águilas se mantuvieron en la quinta posición de la tabla general, con 34 puntos, mientras las Chivas, que no contaron con su goleadora Alicia Cervantes –quien el domingo sufrió un esguince–, permanecieron en el tercer sitio, con 38 unidades.

El conjunto tapatío hizo valer su condición de local en los primeros minutos del encuentro, pues logró tener mayor dominio del balón y generar más llegadas de peligro; sin embargo, careció de contundencia para invadir el arco azulcrema.

Carolina Jaramillo y Joseline Montoya tuvieron las oportunidades más claras para adelantar a Chivas al inicio del cotejo, pero fallaron en sus disparos, pues la primera envió el balón directo a las manos de la arquera americanista Renata Masciarelli, y la segunda, tras una serie de rebotes en el área, no pudo acomodarse para rematar al estar frente a la portería contraria.

Pese a mostrar un juego deslucido y con pocas ideas en el ataque, el América logró abrir el marcador al minuto 26, cuando la árbitra Karen Hernández señaló una pena máxima por una falta de la rojiblanca Michelle González sobre Daniela Espinosa.

La propia delantera azulcrema fue la encargada de cobrar desde los 11 pasos y con una excelente ejecución logró engañar a la guardameta del Guadalajara, Blanca Félix, para poner el 1-0 a favor de las Águilas.

Apenas dos minutos después, al 28, Espinosa capitalizó un error garrafal de la portera rojiblanca para aumentar la ventaja de su equipo, pues al tratar de despejar el balón, Félix lo dejó al alcance de la americanista, quien sin dudarlo, remató en el área para perforar la red y firmar el 2-0 de las azulcremas.

Ambas anotaciones provocaron que el ímpetu de la escuadra tapatía se diluyera en la recta final del primer tiempo, pues no consiguió recortar distancias antes de irse al vestidor.

La segunda mitad comenzó con los ánimos encendidos, pues las jugadoras de ambas escuadras salieron a la cancha con un carácter mucho más aguerrido, lo cual generó que el encuentro se tornara ríspido y se cometieran muchas faltas que fueron bien sancionadas con tarjetas amarillas.

Dicha intensidad incluso ocasionó un conato de bronca, luego de que en una jugada mano a mano la americanista Selene Valera empujó a la rojiblanca Joseline Montoya, quien fue defendida por su compañera Norma Palafox, lo cual desató fuertes reclamos por parte de las integrantes de ambos equipos, entre ellas Carolina Jaramillo, quien resultó con amonestación.

Unos instantes después, la azulcrema Mónica Rodríguez también fue castigada con un cartón amarillo tras derribar a María Sánchez, de Chivas, después de propinarle un fuerte codazo.

No obstante, el empeño de las rojiblancas tuvo su recompensa al minuto 77, cuando María Sánchez cobró de forma espectacular un tiro libre para fusilar a la arquera americanista y poner el 2-1 en el marcador.

La jugada polémica llegó en la recta final del encuentro, cuando Betzy Cuevas, de las Águilas, empujó en el área a María Sánchez, con lo que provocó que ésta cayera al césped. Tras la acción, las rojiblancas pidieron a la silbante que marcara un penal, pero ésta las ignoró y en los minutos siguientes ya no pudieron rescatar el empate.

En el primer partido de este lunes, disputado en el estadio Hidalgo, Atlas venció 3-1 a Pachuca, con lo que se mantuvo en el cuarto sitio de la clasificación general, al sumar 38 unidades, mientras las locales se quedaron en la octava posición, con 24 puntos.

Los tantos de las rojinegras fueron obra de Adriana Iturbide, a los minuto 27 y 80, y Janeth Hernández, al 37. Por las Tuzas anotó Lizbeth Ángeles, al 72.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.