Foto: Twitter
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Con el voto y firma en favor de 19 diputados y diputadas de 26 que integran la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), la legisladora Delfina Guzmán Díaz fue electa como nueva coordinadora de bancada y en consecuencia presidenta de la Junta de Coordinación Política de la 64 Legislatura.

No firmaron el documento los disidentes, Othón Cuevas, Leticia Collado, Ángel Domínguez, Ericel Gómez, Ines Leal Peláez, Arcelia López y Luis Alfonso Silva; no obstante, la diputada, Griselda Sosa y el diputado, Pavel Meléndez si plasmaron su firma en favor de la diputada Guzmán Díaz.

El documento fechado al 11 de noviembre, fue anunciado éste miércoles en la sesión de la diputación permanente y con ello se oficializa la designación de Guzmán Díaz para el periodo del 13 de noviembre del 2020 al 12 de noviembre del 2021 y con ello asume la presidencia de la Junta de Coordinación Política para aperturar el próximo viernes los trabajos del tercer año de ejercicio legal de la 64 Legislatura.

Firman el documento, Juana Aguilar, Mauro Cruz, Elena Cuevas, Fredie Delfín, Karina Espino, Migdalia Espinoza, Laura Estrada, Emilio García, Alejandro López, Magaly López, Roció Machuca, Pavel Meléndez, Hilda Pérez, Gloria Sánchez, Griselda Sosa, Horacio Sosa, Timoteo Vázquez y Elisa Zepeda.

Así tras una semana de estridencia mediática y el amago de división ente tribus de Morena que llegaron a buscar el cobijo del líder nacional Mario Delgado y Citlalli Hernández Mora, secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, finalmente se impuso el acuerdo inicial.

Y es que Arcelia López Hernández, Pável Meléndez Cruz, Griselda Sosa Vázquez, Luis Alfonso, entre otros que integran el grupo minoritario rechazaron la designación de Delfina Guzmán Díaz, como nueva coordinadora de bancada.

En un documento, le hicieron del conocimiento a la dirigencia nacional que no estaban de acuerdo en la designación que se quería hacer para beneficiar a algún grupo de poder o personaje.

En clara alusión a Guzmán Díaz, quien forma parte de grupo político del Senador de la República Salomón Jara Cruz, aspirante a la gubernatura, para ello los opositores al grupo político de Jara Cruz, echaron mano de la estrategia de amagar con división, para presionar y obtener posiciones en la estructura administrativa y legislativa del Congreso.

En tanto, la Mesa Directiva, está en disputa entre las bancadas minoritarias.

Y es que la diputada del Partido Nueva Alianza, Victoria Cruz Villar que, desde el inicio de la actual legislatura integró junto con Aurora López Acevedo, la “hechiza” bancada del Partido Verde Ecologista de México, busca presidir ese órgano legislativo.

No obstante, la también profesora, está descartada al devenir de dirigente de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y goza del rechazo del ala radical de la bancada de Morena, afín al magisterio de la Sección 22 de ese mismo sindicato.

Por su parte, Aleyda Serrano Rosado, también busca presidir la Mesa Directiva, sin embargo, en términos legales no existe una bancada formal, debido a que por acuerdo político inventaron la bancada de Mujeres Independientes. Serrano Rosado, proviene del Partido Encuentro Social, mientras que su actual coordinadora, Elim Antonio Aquino, es electa por el PRD, mantiene su militancia y siglado legal.

En el embrollo y disputas por la mesa, el PT busca repetir; no obstante, en el primer año de ejercicio legal, César Morales Niño, presidió ese órgano legislativo. Lo mismo la bancada del Partido Revolucionario Institucional, en la figura de Lilia Mendoza o el mismo Jorge Villacaña Jiménez.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.