Rocío Flores/Foto: Carmen Pacheco

Tlacotepec, Plumas es un pueblo de la Mixteca Alta en Oaxaca, donde se percibe el impacto de la migración. Es un pueblo silencioso con apenas unos 500 habitantes, donde el gobierno federal decidió construir, por tercera ocasión, un camino de concreto que originó un conflicto entre la población por la entrega de recursos a una empresa.

En papeles, la carretera que se construye para comunicarlo con otras localidades ya había sido pavimentada como dos o tres veces desde hace 50 años. Incluso en el mandato de Díaz  Ordaz  se puso una placa en los pueblos vecinos de Tamazulapam y Teposcolula”,  según relatan algunos pobladores. 

Pero la realidad es que nunca se hizo, hasta ahora se está construyendo por primera vez, a través del programa federal Caminos a Cabeceras Municipales,  solo que aquí en Tlacotepec, Plumas no se han seguido los lineamientos de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) en cuanto al manejo de los recursos. 

El presidente municipal de esta comunidad, Marco Antonio Santamaría Fuentes, optó por hacer un acuerdo con un contratista y transfirió en tres partes, 2 millones 731 mil pesos del recurso total (4 millones 300 mil pesos) asignado para el primer kilómetro de carretera a la empresa Edificaciones y Materiales Yasser S.A de CV.

La transferencia (de las cuales tenemos copia) se realizó a pesar de que  la Guía Técnica Administrativa y Operativa de la SCT establece que la administración de los recursos es responsabilidad del presidente del Comité y  la autoridad del pueblo, además de que debe ser utilizado para el pago de los materiales y la mano de obra local.

De las irregularidades, refieren los testimonios de habitantes que pidieron omitir su identidad, está enterada la jefa del Centro Coordinador del INPI, Luz Irene del Carmen Montes Lara, el representante de la institución a nivel estatal, Juan José García Ortiz y el director de la SCT Oaxaca, José Luis Chida Pardo, quienes hasta la fecha no han tomado una determinación, a pesar de que la Guía señala que si hay aspectos político-sociales que incidan en la aplicación de los recursos las instituciones implicadas en el proceso deberán identificarlos como factor de riesgo en la ejecución del programa.

Criterios para el desarrollo de la infraestructura carretera 

La  Guía para la ministración de recursos es clara. Los beneficios del programa es para los municipios, sin la intervención de medios externos como sindicatos, asesores, empresas constructoras, gestores, organizaciones sociales y civiles, u otros que pueden tener el interés de su beneficio incluso de carácter político, ya que pondría en riesgo el programa al detectarse una desviación de recursos.

En su apartado 5.3. causas de suspensión del otorgamiento del subsidio, señala que cuando las dependencias que intervienen o algún órgano fiscalizador detecte desviaciones o incumplimiento en el ejercicio de los recursos, se suspenderán los apoyos a la instancia ejecutora y podrá solicitar el reintegro de los montos no invertidos o aquellos donde se detectó la irregularidad.

Pero la obra sigue a pesar de las anomalías y la tensión en la comunidad que mantiene retenidas algunas maquinarias. Luz Irene Del Carmen Montes fijó como fecha de entrega del primer kilómetro sería el 30 de octubre y la entrega de documentación el 23 de octubre, y los 900 m restantes tienen que terminarse el 30 de noviembre.

La funcionaria informó que la comprobación de los gastos correspondientes al primer kilómetro lo realizará el Ingeniero de la SCT y no el Comité Comunitario de Participación Social, ni el residente de la obra.

Entre las declaraciones atribuyen que esta empresa es propiedad de Luz Irene del Carmen Montes Lara, jefa del Centro Coordinador del INPI en Nochixtlán, a quien buscamos para pedir información precisa sobre los detalles del proceso que lleva este programa en esa región (específicamente en Tlacotepec) y las posibles sanciones por entregar el recurso a una empresa. Inicialmente accedió, pero luego canceló la entrevista. El representante del INPI en el estado, Juan José García Ortiz tampoco respondió a la solicitud hecha a través de su correo electrónico oficial.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.