Foto: Redacción Médica

MVS/ Agencia EFE

La mitad de los franceses no quiere vacunarse contra la Covid-19, según una encuesta difundida este jueves, que refleja la división política sobre el asunto, entre partidarios de obligar a la población a vacunarse para detener la pandemia y quienes creen que debe ser un acto voluntario.

El sondeo, publicado por el canal BFM TV, indica que solo el 40 % de los franceses quiere vacunarse cuando lleguen las primeras vacunas, mientras que el 46 % no desea hacerlo y un 14 % no ha tomado la decisión.

El porcentaje de quienes se niegan a vacunarse contra la COVID-19 es superior al de franceses contrarios a otras vacunas y los motivos que alegan son, mayoritariamente, la falta de experiencia sobre estos nuevos productos y el temor a los efectos secundarios.

La encuesta refleja que la mayoría de los opositores son votantes de la extrema derecha, en consonancia con la postura de su líder, Marine Le Pen, que rechaza que sea obligatoria.

“Los franceses son ciudadanos libres. Son ellos quienes, en su fuero interno, deben decidir si quieren vacunarse o no”, señaló Le Pen en BFM TV.

Su opinión es compartida por responsables políticos de diferentes partidos, lo que llevó el pasado sábado al primer ministro, Jean Castex, a mostrar su “inquietud” ante la negativa de muchos ciudadanos a vacunarse, lo que, a su juicio puede dificultar el combate contra la pandemia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.