Foto: Internet

De acuerdo con un un estudio de Corea del Sur, los niños tienen muchas menos probabilidades que los adultos de enfermarse gravemente, no ocurre lo mismo con los adultos que los cuidan.

LP

CIUDAD DE MÉXICO. El papel que juegan los niños y, en consecuencia, las escuelas en la pandemia de Covid-19 ha sido difícil de resolver, pero ese rompecabezas finalmente está comenzando a resolverse.

Las últimas investigaciones muestran que las infecciones en los niños con frecuencia pasan desapercibidas y que los niños son tan susceptibles como los adultos a las infecciones. Es probable que los niños también transmitan el virus a una tasa similar a los adultos.

Aunque afortunadamente los niños tienen muchas menos probabilidades que los adultos de enfermarse gravemente, no ocurre lo mismo con los adultos que los cuidan. La evidencia sugiere que las escuelas han sido un motor de la segunda ola en Europa y en otros lugares. 

Las infecciones por SARS-CoV-2, el virus que causa Covid-19, en los niños son generalmente mucho más leves que en los adultos y fáciles de pasar por alto. Un estudio de Corea del Sur encontró que la mayoría de los niños tenían síntomas lo suficientemente leves como para pasar desapercibidos, y solo el 9% fueron diagnosticados en el momento de la aparición de los síntomas.

Los investigadores utilizaron una prueba de anticuerpos (que puede detectar si una persona tenía el virus anteriormente y se recuperó) para analizar una muestra representativa de casi 12 mil niños de la población general en Alemania. Descubrieron que la mayoría de los casos en niños se habían perdido. En sí mismo, eso no es sorprendente, porque muchos casos en adultos también se pasan por alto.

Pero lo que hizo que este estudio fuera importante fue que mostró que los niños pequeños y mayores tenían una probabilidad similar de estar infectados.

Las pruebas oficiales en Alemania habían sugerido que los niños pequeños tenían muchas menos probabilidades de infectarse que los adolescentes, pero esto no era cierto. Los niños más pequeños con infecciones simplemente no se hacían las pruebas. El estudio también encontró que casi la mitad de los niños infectados eran asintomáticos. Esto es aproximadamente el doble de lo que se ve normalmente en los adultos.

Hace tiempo que sabemos que se puede encontrar aproximadamente la misma cantidad de material genético viral en la nariz y la garganta de niños y adultos.

Pero eso no significa necesariamente que los niños transmitan de la misma manera que los adultos. Debido a que los niños tienen una capacidad pulmonar más pequeña y es menos probable que presenten síntomas, es posible que liberen menos virus al medio ambiente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.