El mariscal de campo de los Empacadores de Green Bay habló en un tono más conciliador tras insinuar que su destino lucía incierto.

AFP

GREEN BAY. El mariscal de campo de los Empacadores de Green Bay, Aaron Rodgers, restó este martes importancia a sus dichos sobre un futuro “incierto” tras la derrota contra los Bucaneros de Tampa Bay, en la final de la Conferencia Nacional de la NFL, y aseguró que no ve razones que lo alejen del equipo la próxima temporada.

Rodgers provocó una catarata de especulaciones sobre su futuro tras la derrota del domingo por 31-26, ante los Bucaneros liderados por Tom Brady, al declarar a los periodistas que su futuro como el de sus compañeros era “incierto”.

Y este martes, Rodgers volvió al ruedo de las declaraciones, pero con un tono más conciliador, ya que el mariscal aseguró que sus comentarios fueron mal interpretados.

Creo que fue más bien darme cuenta de que, en última instancia, mi futuro no está bajo mi control, lo que me golpeó en el momento”, dijo el as de los Empacadores en entrevista a un medio local.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.