Uno de los encuentros más esperados es el de New Orleans Saints contra Tampa Bay Buccaneers en el que se medirán los veteranos Drew Brees y Tom Brady.

EFE

CALIFORNIA. La serie de comodines de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ya es historia al concluir la segunda jornada con los triunfos de los New Orleans Saints, que hicieron buenos los pronósticos, y los de Cleveland Browns y Baltimore Ravens, que los rompieron.

El mariscal de campo Drew Brees protagonizó la victoria de los Saints ante los Chicago Bears, que le permitirá enfrentarse la próxima semana a otro veterano de su misma calidad, el legendario pasador Tom Brady, de los Buccaneers de Tampa Bay.

El veterano Brees completó 28 de 39 pases para 265 yardas, con dos envíos de anotación, que permitieron a los Saints vencer 21-9 a los Bears en el partido comodín de la Conferencia Nacional (NFC) y aseguraron el pase a la serie divisional.

Los objetivos perfectos de Brees fueron el receptor abierto Michael Thomas, que tuvo un regreso triunfal con el equipo, y el corredor Latavius Murray para sendas anotaciones, mientras que la defensiva de los Saints estuvo todo el partido intratable y también fue clave en la victoria.

Los Saints nunca antes permitieron menos de 14 puntos en un partido de playoffs.

La victoria de los Saints (13-4) y Brees, quien cumplirá 42 años el viernes, obliga a un partido de ronda divisional el próximo fin de semana en el Superdome contra los Buccaneers y Brady, de 43 años.

El duelo será el primero en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) en el que haya dos mariscales de campo con más de 40 años cada uno en un partido de playoffs.

Brees terminó con 28 de 39 pases para 265 yardas, con dos envíos de anotación, sin interceptaciones ni ser derribado, que le permitió colocar en 107,3 el índice de pasador.

La ofensiva de Chicago tuvo problemas la mayor parte del partido contra una defensiva que ocupaba el cuarto lugar en la NFL.

El mariscal de campo Mitch Trubisky completó 19 de 29 pases para 199 yardas y un pase de anotación al ala cerrada Jimmy Graham cuando el tiempo expiró. Los Bears (8-9) se limitaron a 48 yardas por tierra.

Los Browns llegaron a Pisttburgh, sin apenas haber entrenado, y contra todos los pronósticos vencieron por 37-46 al equipo local de los Steelers en el partido de comodín de la Conferencia Americana (AFC).

El mariscal de campo Baker Mayfield lanzó para tres anotaciones y la defensa de los Browns trabajó duro en la recta final del partido para evitar que los Steelers pudieran completar el intento de remontada, que hubiera sido histórica.

Sin embargo, al final se dio la primera victoria de postemporada de la franquicia de Cleveland en más de un cuarto de siglo y le asegura un viaje a Kansas City, el próximo domingo, para enfrentar a los campeones defensores del Super Bowl LIV, los Chiefs, que llegarán como los grandes favoritos al triunfo.

Sin el entrenador en jefe de primer año Kevin Stefanski, que no pudo estar presente en el partido al estar en cuarentena por COVID-19, al igual que escolta de Pro Bowl, Joel Bitonio y el esquinero superior Denzel Ward después de que todos dieron positivo por COVID-19, Cleveland (12-5) tuvo la primera mitad más grande de un equipo visitante en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

El triunfo fue el primero de postemporada de los Browns desde que derrotaron a los Patriots de Nueva Inglaterra el día de Año Nuevo de 1995, tres meses antes de que naciera Mayfield, y su primera victoria en los playoffs como visitantes desde el 28 de diciembre de 1969.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.