AFP

BERLÍN. Tras dos derrotas consecutivas, el Bayern Múnich se aseguró este domingo el título honorífico de campeón de invierno de la Bundesliga, con una trabajada victoria 2-1 ante el Friburgo, abierta con un nuevo gol de Robert Lewandowski, su anotación 21 en solo 16 jornadas.

Con 36 puntos, el vigente campeón tiene cuatro de ventaja sobre el Leipzig y siete sobre el Bayer Leverkusen y el Borussia Dortmund, antes de la 17 y última jornada de la primera vuelta, que se disputará entre el martes y el miércoles.

El fenómeno Lewandowski abrió el marcador en el minuto 7. Luego llegó la igualada del Friburgo, por medio de Nils Petersen al minuto 62.

A un cuarto de hora del final Thomas Müller logró el gol del triunfo.

El Friburgo tuvo la bola para empatar en el 90+1, con un disparo que se fue al larguero.

A puerta cerrada y bajo la nieve que caía en Baviera, el vigente campeón europeo sudó para reencontrarse con el triunfo. “Fue una victoria laboriosa, al final temblamos un poco, pero lo importante es que hemos sabido luchar. No estamos obligados a brillar siempre, también hay que ganar partidos así, todo no es perfecto últimamente”, declaró el central Jerome Boateng.

Otra vez mostró su clase Lewandowski, mejor jugador de la FIFA en 2020, que ha marcado nueve goles en seis partidos y que terminará la primera vuelta con más de 20 tantos.

Si mantiene este ritmo el polaco podría batir un récord que parecía eterno en Alemania: los 40 goles marcados en una temporada por el legendario Gerd ‘Bomber’ Müller en el curso 1971-72, también con la camiseta del Bayern Múnich.

Este partido contra el Friburgo supuso para el gigante bávaro un punto de inflexión tras haber caído 3-2 ante el Mönchengladbach, después de ir ganando 2-0, y perder la opción de repetir el triplete Liga-Copa-Champions al caer en los penales en Copa ante el Kiel, de segunda división (2-2 tras prórroga, 6-5).

El presidente del club, Karl-Heinz Rummenigge, que no tiene la paciencia como la primera de sus cualidades, metió presión a su escuadra: “El equipo, con el entrenador (Hansi Flick), debe mostrar que simplemente ha sido un accidente en el camino”.

Flick admitió que las dos derrotas habían supuesto “un despertar brutal” e intentó explicarlas por una falta de intensidad en el juego: “A veces nos falta solo un metro, o un segundo, de meter un poco de presencia física”.

El técnico optó este domingo por un equipo formado por los titulares que arrasaron la temporada pasada, incluso aunque piezas clave como los laterales Benjamin Pavard y Alphonso Davies no pasan por su mejor momento.

Le sirvió al vigente campeón, que tuvo un fin de semana perfecto, en el que sus tres perseguidores se dejaron puntos: Leipzig y Dortmund igualaron respectivamente ante Wolfsburgo (2-2) y Maguncia (1-1), mientras que el Leverkusen cayó 1-0 el viernes ante el Union Berlín.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.