Foto: ilustración
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Tres mujeres fueron asesinadas este fin de semana en distintos puntos de la entidad, cifra que eleva a cuatro muertes violentas de mujeres cometidas en el incipiente 2021, en el estado de Oaxaca.

Elementos de Seguridad Pública atendieron ayer domingo la denuncia anónima del hallazgo de los cuerpos sin vida de dos personas, incluida una mujer, abandonados sobre la carretera La Granja-Temazcal, en jurisdicción de San Miguel Soyaltepec, ubicada en límites de Oaxaca y Veracruz.

Según versiones, las víctimas fueron torturadas y ejecutadas, además de que los presuntos atacantes cubrieron los cuerpos con cartulinas. 

Por otro parte, autoridades ministeriales en Santa Cruz Huatulco, en la región Costa, levantaron el cuerpo de Irma, de 50 años de edad, asesinada la noche del sábado; elementos de Policía Municipal arrestaron a Antonio, de 46 años, como probable responsable de la muerte de su conyugue.

También el sábado pasado, el cuerpo de una mujer fue localizado a un costado del río Salado, en el municipio conurbado de San Antonio de la Cal, al sur de la ciudad de Oaxaca.

La víctima de unos 30 años presentaba varios disparos por arma de fuego, según versiones de la misma corporación.  Luego de recibir el reporte anónimo, registrado antes de las 09:00 horas, elementos de la Policía Estatal acudieron a la escena del delito, para aislar y proteger el área.

Al respecto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) consideró fundamental disminuir los niveles de violencia contra las mujeres que se viven en la entidad, particularmente en su vertiente feminicida.

El organismo autónomo se propone evaluar los resultados de las diversas autoridades en el cumplimiento de las acciones mandatadas por la Alerta de Violencia de Género declarada en Oaxaca, ya que es una tarea que se manifiesta inconclusa.

Dato:

El cinco de enero rescatistas recuperaron el cuerpo sin vida de una mujer de 54 años de edad, en el fondo de un barranco de San Pablo Villa de Mitla. 

La víctima desapareció el 17 de diciembre del año pasado, de la comunidad indígena zapoteca de San Miguel Albarradas, distrito de Tlacolula de Matamoros.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.