Foto: ilustración
Citlalli López

OAXACA, Oax. Los partos fortuitos o fuera de hospitales se han vuelto una constante en Oaxaca. El último de éstos registrado la tarde del jueves en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, en el baño de una gasolinera, como se muestra en un video de redes de sociales, la mujer tuvo que ser asistida por elementos de la Policía Vial municipal.

Hasta el momento se desconocen las causas por las cuales la mujer tuvo que dar a luz fuera de un hospital.

Tanto los Servicios de Salud de Oaxaca como la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) se encuentran en la recopilación de la información para determinar las causas y si hubo alguna violación al Derecho.

Esta no es la primera vez que se registra un parto fortuito o fuera de hospital en la entidad. Los registrados en años anteriores han estado ligados a actos de negligencia, uno de estos fue el caso de Cristina López, quien el 18 de julio de 2013 dio a luz afuera del centro de salud rural de San Felipe Jalapa de Díaz.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 8/2014 al gobierno del entonces gobernador, Gabino Cupe Monteagudo, por la negativa al derecho a la protección de la salud e inadecuada atención médica.

Otro más fue el de Irma López, quien el 2 de octubre de 2013 se vio obligada a partir en el jardín de un hospital de Jalapa de Díaz luego de que le negaran la atención.

La CNDH emitió la recomendación 1/2014 al gobierno de Cué Monteagudo por la inadecuada atención médica.

En este sentido, Maira Morales Aldaz, de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, señaló que es necesario investigar el hecho reciente de la mujer que tuvo que parir en los baños de una gasolinera, para descartar que haya habido una violación a derechos humanos.

Otro parto fuera de hospital ocurrió el 25 de octubre de 2013, se trató de Cinthia Giselle López Aristeo, quien tuvo a su bebé en el baño del centro de salud del municipio de San Jacinto Amilpas, luego de que el médico que la atendiera la regresara a su casa bajo el argumento de que todavía le faltaba mucho para parir.

La mujer acudió a la DDHPO y presentó una queja el 11 de noviembre. Otro más ocurrió el 5 de noviembre de 2013 y se trató de Alma Rosa Mendoza Martínez, quien tuvo que parir en la calle en las inmediaciones de la clínica del municipio de San Antonio de la Cal.

Por esta situación también fue emitida una recomendación al gobierno de Gabino Cué por la negativa al derecho a la protección a la salud.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.