Si no estás acostumbrado a la actividad física, estos ejercicios prácticos te ayudarán a mantenerte activo sin lesionarte.

Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Si fuiste de los que no aprovechó el 2020 para mejorar sus hábitos, es momento que rompas eso. 

Aunque en internet se pueden encontrar miles de rutinas para ejercitarnos, hacerlo sin un entrenador o sin aparatos puede resultar en ocasiones complicado. 

Si no estás acostumbrado a la actividad física, estos ejercicios prácticos que puedes hacer en casa, sin necesidad de equipo especial, te ayudarán a mantenerte activo sin lesionarte.

1. Sentadilla en silla

Parte de la razón por la que las sentadillas pueden provocar dolor es porque hacerlas con la postura equivocada lastima las rodillas. 

Por eso, para evitar cualquier tipo de complicación, lo más sencillo es hacerlas usando una silla. Simplemente párate frente a una silla con las piernas separadas y un pie a la altura de cada pata frontal. 

Levanta los brazos a 90 grados, si lo necesitas puedes sostenerte del respaldo de otra silla, y dobla las rodillas como si te fueras a sentar. En cuanto sus piernas rocen la silla, levántate nuevamente. 

2. Balance en un pie

Este ejercicio es simple, pero muy efectivo para estirar las piernas y fortalecer el abdomen.

Párate frente a una pared o el respaldo de un sillón. Sostente con la mano derecha y con la izquierda toma el empeine de tu pie izquierdo. Mantén esta posición el mayor tiempo posible antes de cambiar de pierna. 

3. Puntas

Parece un ejercicio sencillo, pero después de una sesión sentirás el ardor característico de un músculo bien trabajado. 

Simplemente sostente de una mesa o algún otro mueble que no se mueva fácilmente, elévate en puntas y baja. Vuelve a elevarte en puntas antes de que tus talones toquen el piso y repite 20 veces sin parar. 

Descansa y repite 3 veces.

4. Ángeles de pared

Este es un excelente ejercicio para la espalda, los brazos y el abdomen. Párate frente a una pared, con la espalda ligeramente tocando, eleva los brazos a la altura de los hombros con las manos hacia arriba y sin despegarte de la pared sube los brazos hasta que queden bien estirados. Sostén esa posición por 5 segundos y regresa. Repite hasta completar 3 series de 10. 

Si sientes incomodidad o dolor por hacer ejercicio en casa puedes tomar un antiinflamatorio con acción analgésica que ofrezca un alivio prolongado para muchos tipos de dolor, incluyendo el muscular provocado por el ejercicio. 

Esta sencilla rutina te ayudará a sentirte mejor y recuperar fuerza, ¡practícala al menos 3 veces por semana!

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.