Agencia

CIUDAD DE MÉXICO. Algunos lo absorbieron, y otros tantos no: aunque la Ley del IVA fue reformada para incluir servicios digitales, y para que empresas en el extranjero que tienen servicios a través de Internet en México terminaran por tributar, al final, los servicios de nube quedaron exentos, y las tiendas de aplicaciones aplican el impuesto de forma desigual.

“La Ley fue aprobada al vapor” dice Sissi de la Peña, Gerente de Comercio Digital y Organismos Internacionales de la Asociación Latinoamericana de Internet. Antes la misma declaración ha sido hecha por Mercado Libre, pues su modelo de negocios, aseguran, no fue previsto en la ley, y todas las plataformas de comercio electrónico quedaron obligadas a tributar en un esquema poco favorable para vendedores. Así, no sería una sorpresa que el que los servicios de nube no estén contemplados en la Ley se trate de un hueco legal, como lo sugiere Daniel Mier, especialista de la Escuela de Negocios ITESO en temas fiscales.javascript:false

El especialista fiscal piensa que la Ley da suficiente margen para que tanto Google como Apple no estén cobrando IVA en sus servicios de iCloud y Google One, por el que rentan almacenamiento en nube a usuario final.

“Nadie había platicado el tema de la nube” dice un sorprendido Raúl Bolaños, líder de la práctica fiscal de LEXINF IT Legal Advisory. “En todos los foros en que he estado, nadie ha señalado el tema de la nube”, dice al teléfono.

Hasta para los no familiarizados con leyes, es relativamente fácil comprobar en la Ley del IVA reformada, no hay ninguna mención a servicios de nube. Es a partir del nuevo artículo 18-A donde inicia la nueva reglamentación para plataformas digitales. En el artículo 18-B es donde se enlistan los servicios digitales que serán objetos de impuesto, aún y cuando los ofrezca un residente en el extranjero. A la letra, la fracción primera del artículo 18-B dice que generará impuesto:

“La descarga o acceso a imágenes, películas, texto, información, video, audio, música, juegos, incluyendo los juegos de azar, así como otros contenidos multimedia, ambientes multijugador, la obtención de tonos de móviles, la visualización de noticias en línea, información sobre el tráfico, pronósticos meteorológicos y estadísticas”

Bolaños, admite que, al no estar estrictamente contemplados en la ley, los servicios de almacenamiento en nube no detonarían IVA. No tiene claridad sobre si el movimiento fue uno deliberado o no, pero lo cierto es que en el Congreso los servicios de nube nunca fueron siquiera parte de la discusión; ni siquiera hubo mención a ellas. “Habría que ver qué van a manejar las autoridades en el hueco”, dice Bolaños, “técnicamente debería estar (…) “es un uso de plataformas digitales”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.