El lanzador, que conquistó la Serie Mundial de 1959 con la franquicia de Los Ángeles, perdió la vida el sábado a los 84 años de edad.

AP

CALIFORNIA. Stan Williams, el temible lanzador All-Star que ayudó a los Dodgers de Los Ángeles a ganar la Serie Mundial de 1959, murió. Tenía 84 años.

Williams falleció el sábado en su hogar en Laughlin, Nevada. Había sido hospitalizado el 11 de febrero y posteriormente puesto bajo cuidados paliativos por los efectos de una enfermedad cardiopulmonar, informaron los Dodgers el domingo, lo que luego fue confirmado por su hijo, Stan Jr.

Williams también alzó un título de Serie Mundial en 1990 como entrenador de lanzadores con los Rojos de Cincinnati.

El derecho, dos veces All-Star, formó parte de una poderosa rotación de los Dodgers que incluía a Sandy Koufax, Don Drysdale y Johnny Podres de 1960 a 1962.

Williams, conocido como ‘Big Hurt’ debido a su afición por realizar lanzamientos muy cerrados, tuvo una foja de 109-94 y una efectividad de 3.48 durante una carrera de 14 años en Grandes Ligas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.