Foto: Jorge Luis Plata

Alicia Bárcena, secretaria general del organismo dijo que en Latinoamérica persiste la discriminación salarial en ese grupo de la sociedad.

MVS/ Jatziri Magallanes

La crisis generada por la pandemia de Covid-19 generó un retroceso de una década en los niveles de participación laboral de las mujeres en América Latina y el Caribe, destacó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Al presentar los resultados del informe “La autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad”, Alicia Bárcena, secretaría ejecutiva de Cepal estimó  que alrededor de 118 millones de mujeres latinoamericanas se encontrarían en situación de pobreza, 23 millones más que en 2019.

Apuntó que “las mujeres de la región son parte crucial de la primera línea de respuesta a la pandemia. Un 73.2 por ciento de las personas empleadas en el sector de la salud son mujeres, quienes han tenido que enfrentar una serie de condiciones de trabajo extremas, como extensas jornadas laborales, que se suman al mayor riesgo al que se expone el personal de la salud de contagiarse del virus”.

Lo anterior, en un contexto regional en el que persiste la discriminación salarial, toda vez que los ingresos laborales de las mujeres que trabajan en el ámbito de la salud son un 23.7 por ciento inferiores a los de los hombres del mismo sector.

El trabajo doméstico remunerado, que se caracteriza por una alta precarización y por la imposibilidad de ser realizado de forma remota, ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis.

En México, el trabajo doméstico cayó 33.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020.

Bárcena llamó a los gobiernos a “priorizar en sus estrategias de vacunación al personal de salud incluidas las personas que prestan servicios asociados de limpieza, transporte y cuidados, y a quienes se desempeñan en los sistemas educativos y en el trabajo doméstico, en su mayoría mujeres, que son un pilar fundamental para el cuidado y la sostenibilidad de la vida”.

Tras lo anterior, destacó la urgencia de reforzar las políticas de empleo y asegurar a las mujeres participación en los sectores dinamizadores de la economía en condiciones de trabajo decente, además, enfatizó la importancia de combinar medidas en apoyo al empleo y la reactivación con medidas de atención inmediata a la pérdida de ingresos.

De igual forma, dijo que se requiere un nuevo pacto fiscal que promueva la igualdad de género y que evite la profundización de los niveles de pobreza de las mujeres, además, de transversalizar la perspectiva de género en todas las políticas de recuperación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.